lunes, enero 31, 2011

¿Eres tú, querido mío? (mi primer poema)


Sé que jamás leerás esto Querido mío,
ojalá no fuera así, clama mi cínica calma,
pero tu algún día puerta hoy es muro,
ni con todo mi ser respondes a nada.

Es tan lleno el amor y tan vacío el opuesto,
me hundo en la negrura de los recuerdos,
con la amargura que ahora son sólo eso.

Duele tanto que no descargo nada,
duele, como una trizadura del alma,
mezclo el amor con el dolor y aumenta todo,
la desolación me mata y me muero de nuevo.

Veo tus ojos en lo turbio de mis lágrimas,
siento tu olor aún en mi cuerpo,
oigo tus palabras divinas y tus quejidos,
escucho ansiosa también los míos,
al unísono de nuestro último placer infinito.

¿Eres tu Querido mío?
Tengo miedo,
te busco y no te encuentro,
te busco más allá de mi lamento,
tengo miedo de ti, de mí también,
por favor acurrúcame en tu mente,
en ese rincón desocupado,
pero que sea ese y ningún otro,
en el que no pierdas mi recuerdo.


P-Car

Escrito Enero 2009

lunes, enero 24, 2011

Petición

Si un imposible me concediera Dios,
con fuerza rogaría ser tu corazón,
sumergirme en tus sentimientos,
entender de una vez toda tu razón,
sentir por quién late tu pecho hoy.

Si este milagro fuera mucho pedir,
entonces tus manos querría ser,
para saber que quieren acariciar,
cuando y a quien desean escribir,
que pensamiento las hace sudar.

Si también fuera exceso de petición,
entonces solo invisible hoy pido ser,
permanecer a tu lado siempre Amor,
cuidarte completo sin jamás permitir,
sientas soledad del alma y desolación.  
            


P-Car

sábado, enero 22, 2011

Huellas



Imploro cerrar mis mojados luceros
para no seguir pegada a este duelo,
cegada por extraño y áspero eclipse
entre este aullado amor y tu muerte.

Acostada entre hiedras que sustentan
cual tejido de frágil fortaleza y lamento,
como mis ahora pensamientos y delirios, 
me hundo en la espesura de este bosque
preguntando a nadie por huellas de nieve
que parecen señalar tu último camino.

Y es que en una helada noche
de quieto invierno
cuando nada hacía presagiar tragedia,
-las mismas en que prendíamos fogatas
para abrazados calentar nuestras almas-
vino la muerte que no perdona nada
teatralmente cínica en traje de inocencia.

Y sin pronunciar palabra, te llevó amado mío
sin más misión que solo mi existencia arrasar
a esta desoladora agonía sin pulso ni rumbo
tristeza que solo ha de silenciosa caminar
por tus mismas huellas hasta dejar de respirar.


P-Car

viernes, enero 21, 2011

Su recuerdo


Acaricio su recuerdo con un pálido temor
de apartar el dolor y aproximarlo de nuevo
conviviendo apenas con esta nueva soledad
en ciega oscuridad de aquel privado cielo.

(Siento un agudo filo que hiere el pecho,
desesperarías con mis llantos sin freno)

Al alba ruego las estrellas no partan,
mi luna observa seria, silente… ¡amplia!
le ruego un corazón nuevo sin recuerdos
y navegar en mar limpio de sentimientos.

Necesito encontrar luz de esperanza
hallar los hilos de ilusión que alzan,
busco lo que se escudriña desesperada
regálame sabiduría… luna de mi alma.

En este instante no deseo consejo
ninguna razón, solo un consuelo…
quizás su mirada entre gentíos inmensos
o el azul de sus ojos coloreando mi pelo.

Extraño su regazo en cada amanecer
y la canela de su piel junto a mi piel...
seguir descubriendo sus caminos
llegando al límite de su máximo placer.

(Si casi veo tu sonrisa luego de largos besos
ay…, ansío esos labios tatuando mi pecho)

Confieso no abrir mis ojos al despertar
dimensión mágica sin tiempo ni verdad
donde escucho sus palabras de amor
y sin pensar me relajo en esa paz.

¿Escucho música de cálidos anocheceres?
proviene de estos confidentes rincones
que porfiados atesoran dulces gemidos,
pasión desenfrenada e intensos placeres.

Floto en este estado de nunca terminar
sintiendo en mí, su enamorada virilidad.

(Eres mi vicio de fantasía y sensualidad
así Amor, sin enterarte, conmigo morirás)

Y es que en realidad no puedo extirpar
ni la ráfaga de felicidad ni este largo delirar.

(Si tan solo entendiera Ángel de mi universo
dónde erramos y porque aún así te quiero)


P-Car


jueves, enero 20, 2011

Luna de mi alma


Imponente, femenina
misteriosa y romántica
luna de nieve y de ámbar
fiel amiga de mis secretos
compañera de mis desvelos
lucero de noches privadas:
…te quiero amiga de siglos
luna hermosa de mi alma.



P-Car

miércoles, enero 19, 2011

Belleza

Universo que burbujea en mí,
que nada que te doy me pides,
que solo me dejas y permites…
con esa quietud que me llama,
con luz que siempre me guía,
que renace mis esperanzas…
porque simplemente me amas,
complaciendo mi querida alma.

Un trozo de mi belleza te doy,
esa que decora mis mañanas,
que repara mis quebrantos,
y seca mis pocas lágrimas,
que colorea largos inviernos,
que se incrusta en mis poemas,
que en sueños me pone alas,
esa que ennoblece mi fuerza,
que enamora mi corazón…
y me emociona en calma.             


P-Car

Escrito 21.11.10

Poema

A mi niña - en memoria de nuestra recordada Paulina

Pequeña gran niña de mis recuerdos,
perteneciente al arcoíris de mis sueños,
donde escapaste que yo te extraño tanto?
qué travesuras haces en el gran universo?

Todo mi ser te añora y no te tengo,
hoy quisiera abrazarte a mi cuerpo,
apretarte tan fuerte que nunca volases,
pegarte a esta vida, llenarte de cuentos.

No estás aquí en mis brazos pero estás,
en todo lo que miro, en todo lo que hay,
me acompañas siempre y más que antes,
 sé te encontraré en el cielo, en mi final.

Tu partida es mi profunda tristeza,
tu recuerdo una tremenda fortaleza,
tu legado un gran tesoro de la vida,
tu obra, la mayor de tus grandezas.

Tu gran entereza la veo en la montaña,
tu calma espera en la quietud del mar,
tu sereno dolor en un roble de otoño,
el gozo de tu alma, en donde hoy estás.

Pero decirte quiero… Paulinita amada,
que en un día como hoy mi vida iluminaste,
y aunque desde tu árbol al infinito flotaste,
de este corazón jamás podrás esfumarte.


 
poema regalado a mi Mamá,
en memoria de mi querida
hermana Paulina (q.e.p.d.)
(24-08-1954 / 16-04-2007)
escrito el 24-agosto-2010
fecha en que siempre reunidos
sus más cercanos recordamos
su llegada a este mundo.
P-Car

Mariposa - poema dedicado a mi querida amiga Eileen


Pequeña mariposa de piel humana
irradia el cielo con tu luz dorada
eleva hasta las nubes tus anhelos
haz mucho en el todo sin miedo.

Cuando mires con ansias a lo alto
solo siente tu sueño con pasión
al primer vuelo en coloridas alas  
permanece suspendida sin temor.

Querida gran mariposa de mi alma
naciste para una hermosa misión
eres especial y grande en mi vida
te siento fundida en mi corazón.



P-Car

Escrito 28.11.10

martes, enero 18, 2011

Dolor - escrito con amor para una gran amiga


Espejo de agua que absorbe mi rostro,
reflejando facciones, delatando mi sentir,
acumulas mi llanto dueño del silencio,
que nace en lo profundo del mismo sufrir.

Agua transparente, fría y cómplice,
llévame en silencio tendida en tu caudal,
déjame en la rivera de la tierra del olvido,
con cuerpo y alma en un descanso total.

Todo cobra sentido pero nada entiendo,
 y este dolor no me quiere abandonar,
me dejo llevar por la línea ya marcada,
deseando un milagro que me haga volar.

Corazón de mil noches y tantos afectos,
que enfermo y cansado no deja de latir,
libérame con nobleza de este sufrimiento,
que la alegría soñada no quiere venir.

Tesoros míos que Dios me ha brindado,
miren los ojos de quien la vida les dio,
sepan que cada lágrima ha valido la pena,
y Ustedes han sido mi mayor inspiración.



P-Car

Todo mi amor para ti bella amiga mía!!!


Escrito 15.11.09

lunes, enero 17, 2011

Senderos de vida


Miro hacia atrás mis senderos caminados,
algunos olvidados y otros muy presentes,
con piedras y subidas, de algodón otros,
todos son de ayer y a veces de mi mente.

Tendida en la arena respiro recuerdos,
pienso en mi árbol y vuelvo a ser niña,
con magia era grande siendo pequeña,
una nube rosada guardó mis fantasías.

Necesito estar sola, sola con mi alma,
la noche es mía, las estrellas mis amigas,
pensar poco en ti, en música y en nada,
mejor mucho en ti y en tu compañía.

Fotos que viven y decoran rincones,
son los que amo y volaron muy arriba,
no evito llorar y derramar emociones,
doloroso desgarro acompañó su partida.

Atesoro mi vida con todo lo vivido,
tristezas pocas, abundantes alegrías,
todo en ella existe y tiene un sentido,
vivir es crecer, aprender es sabiduría.

Al fondo amanece, camino en la playa,
todo brilla entre azul claro y amarillo,
siempre en mi corazón tú me acompañas,
nada malo pasa, solo me quiebra el frío.

Mis ojos se encandilan, nada he dormido,
o algo dormí, abrazada a mis memorias,
enamorada de ti y feliz por el destino,
mucho me sonrío agradeciendo a la vida.



P-Car

Escrito 13.07.10

Sintiendo la vida


Torrentes que por mis venas fluyen,
entibiando mi cuerpo en su caminar,
vitalizando rincones medio olvidados,
generando energía y fuerza al pasar.

Corazón mío que de latir no se cansa,
que cada amanecer quiere madrugar,
que todo esfuerzo lo ve con dulzura,
que cada nueva aurora vuelve a soñar.

Creo que la vida es para aprenderla,
siento que cada segundo con El estoy,
porque respirar y morir es importante,
sé que todo y nada es algo de Dios.
Soy un ser único en cada instante,
milagro divino que El nos brindó,
que cada sufrimiento es solo mío,
con cada lágrima que mi alma lloró.

La vida es magnífica e irrepetible,
vivirla es lo único que debemos hacer,
devenir del alma que transita sin tregua,
esperando sabia y tranquila su atardecer.

Espíritu que busca lo que desconoce,
aquello que brinda un intenso sentir,
aquello que su mirada me ha revelado,
lo que su rostro sabio quiere fingir.

Manos tibias que sienten con las mías,
señales del cuerpo que desea beber,
alzaremos nuestros cantos al sol naciente,
tenderemos nuestra piel al anochecer.

Siempre vigilando su enorme rebaño,
Dios en mí, hoy fijó su atención,
en el silencio de la noche sonrío complacida,
porque un regalo soñado, Él me brindó.

P-Car

Escrita 25.07.09

Tú y yo


21.0Camino mío conspirador de pensamientos,
flores y colores comienzan hoy su fiesta,
gotas del rocío matinal en las hojas brilla,
y el sol entre los lirios teje sutiles trenzas.

Caminando cada tramo verde y solitario,
aferrado a mí, me acompaña tu recuerdo,
y  aunque en realidad tu no estás conmigo,
en un lugar de mí, siempre te mantengo.

Con cada pensamiento, viene un recuerdo,
con cada recuerdo… un gran sentimiento,
con cada suspiro si parece que te siento,
entre mi cabeza, vientre, corazón y pecho.

Se hace muy tarde y aún ambulo pensativa,
mientras más fría la noche, más te pienso,
ahora en lo oscuro la luna mira asombrada,
se acerca y me alienta a mantenerte apegado.

De la luz del amor, el cielo infinito me habla,
del destino y milagros solo Dios se encarga,
yo amo, extraño, escribo y espero en calma,
con un dulce recuerdo incrustado en mi alma.

Hay dos estrellas en el cielo de esta noche,
flotando y bailando en felicidad infinita,
¿seremos tú y yo y nuestras queridas almas
o tan solo son mis alucinadas esperanzas?

P-Car

Escrito 21.08.10

sábado, enero 15, 2011

Anocheciendo


Bordado horizonte marino
tejido con rayos amarillos
descansa en tu cálida belleza
despéjale la entrada a ella.

Vestida de blanco marfil
llega luna y se aventura
cual señora en carroza
con soberbia hermosura.

Dueña de preciados cofres
cuelga de a uno sus tesoros
puestos con dedos vigilantes
en vacía pintura… ya oscura.

En este escenario perfecto
bajaron dos estrellas del cielo
se eternizaron en tus bellos ojos
embriagadas por sus destellos.

P-Car