lunes, marzo 21, 2011

ASÓMATE A MI ALMA (prosa)

Asómate a mi alma, como al nacer de una mañana desde el rocío del alba, que esas llanuras ocres de tus territorios desolados claman. Acércate delicado, como quien inspira un arrayán blanco a la orilla de un estero de agua clara.

Te invito a mi alma, que desde hace un siglo te aguarda y báñate bajo sus cascadas que vierten sueños desnudos desde altares celestiales entre bosques de araucarias.
Observa las maternales caturras que sus crías anidan en los huecos de los árboles, donde los copihues rojos caen coquetos enroscando sus troncos ancestrales. Añoro descubrir los senderos de tu alma, hidratando en mi aventura, esos prados tuyos, malogrados por aguas no puras provenientes de las vertientes erradas.

Como un halcón peregrino, vuela ágil al arcoiris donde viven mis notas, que con sus zapatitos azabaches de puntas redondeadas, danzan al compás de las canciones que proviene de la gran montaña nevada.

Y ahora dime que siente tu alma recostada bajo mi único sauce llorón, donde escribo mis poemas de amor, en la luna llena que ilumina mi pluma y acurruca mi alma, que suspira por la tuya apasionada.
P-Car

En esta prosa menciono con mucho orgullo, especies típicas chilenas, como son el arrayán blanco y el copihue (flores), la araucaria y el sauce llorón (árboles), la caturra y el halcón peregrino (aves). La gran montaña nevada es la Cordillera de los Andes.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi cofre de tesoros!