jueves, enero 12, 2012

Luna magenta


Reventó una vena de la luna
en el cántaro de un poeta
al aparecer aquella sombra en el huerto
olfateando una violeta.

Al unísono que un lobo en la meseta
corrupto aullaba la condena perpetua de su delirio
bajo el torcido árbol de la vida:
el de su descendencia.

Calabozos montañosos llenos de huellas
infinitas cicatrices de un ser hecho de tormentas
que cada eclipse invoca a los vampiros
el envilecimiento de su perdida hembra bella
que con única magia lo amó
en cálida noche bajo las estrellas
hasta que el huracán ensució la tibia brisa
con su brevaje de ira.

Ella amaneció exhalando suspiros
y cuando el alma se le escapaba del pecho
un vértigo divino la elevó veloz al albor
sobre las espantadas patas de su yegua blanca
donde la aguardaba un ángel con un verso
escrito con sangre magenta
que en cien novilunios declamó al firmamento
para el perdón de la cenicienta.


P-Car

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi cofre de tesoros!