jueves, mayo 17, 2012

FLUVIAL DESIERTO

Cada momento en mi pensamiento
voy hacia aquel desierto oscuro
donde las interminables lluvias
no cesan de llorar…
mojando la extensión de la soledad
desde un siniestro cielo negro

Así, sin querer perturbar…
sigo los pasos de su morador,
que retrocede muy lento,
por las huellas aún frescas
del sendero construido por su alma
que lo llevó a tocar su querido sueño…

y tuerce al reverso sus ojos de mar
nublados por la desesperanza…
mientras su savia azul cae gota a gota
para unirse de nuevo al océano
deshaciendo entre sus olas…
el milagro de amar

P-Car  

2 comentarios:

  1. Hay quienes no desean ser amados y retroceden tras los pasos de su soledad, tal cual este morador.
    Haz pintado imágenes increíbles en estos versos Paty. Te felicíto.
    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  2. Ay amiga, eres lluvia que se derrama

    ResponderEliminar

Mi cofre de tesoros!