martes, noviembre 13, 2012

LLUVIA DE CRISTALES



Empuñando este verso
comprimo íntegra tu sombra
con la fuerza de mi tristeza
hasta desdibujarla a cabalidad
en mi decepcionada memoria

Una profecía sibilina
se apodera de tu tierra
cuando la luna hastiada de ti
suelta un velo negro en la ventana
que juntos nos vio reír

Durante un milenio caerá
una demoledora lluvia de cristales
estrellas destrozadas de dolor 
que ingenuas y expectantes
con fe aguardaron tus palabras

He dado para siempre mi espalda
preguntándome a cada paso
como puedes ser así…
y condenar más cada vez
tu malograda alma


P-Car

18 comentarios:

  1. Gracias Omar. Siempre es muy grato encontrarme con tu visita. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Lluvia de cristales que cortan las entrañas de los sentimientos decepcionados.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El desencanto es siempre posible cuando corazón y alma se desencuentran y se niegan a ver.

    Besos llenos de dulzura Paty.

    ResponderEliminar
  4. Al dar para siempre la espalda permitirá a tus ojos, que son la entrada de las ilusiones a tu corazón, reconocer horizontes que son capaces de hacer olvidar el silencio y el inexplicable abandono. Tus letras conmueven. Fuerza en tu bella creación y confianza en el amor soñado.

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches, Patricia! Vino con gran placer y le deseo una gran noche con la familia!
    Una lluvia de cristales. Bella, muy bella metáfora. Cada vez que leo con deleite y ver crear poemas. ¡ Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  6. Duele el duelo. Duele la perdida incompresa. Duele la soledad del adios. Duele el amor emigrado. Duele.

    mis besos

    ResponderEliminar
  7. Mi amiga linda y grandiosa poetisa!

    Cuando se escribe con el alma, se atraviesan fronteras, más allá de los propios sentidos, que llegan y calan los riscos más altos y permanecen en la cúspide, clamando con fuerza a los vientos, el valor de la esencia pura de la vida y nos deja anonadados.

    Este poema refleja lo que tus ojos de luz pueden ver a través de los cristales negros de aquellos que en la vida, dejan esas huellas cenizas que marcaron caminos profundos y dolorosos en la vida de otros y tú, gran poetisa, lo dejas de manifiesto!

    Que gran poema has escrito!
    Que intensidad para escribir la que tienes, más allá de todo, sobre las cosas cosas que en la vida, se cuelgan del olvido y dejan los fantasmas del recuerdo, que agonizan, hasta que el viento muere en las entrañas de lo inmortal de un verso!

    ResponderEliminar
  8. La mayoria de las veces, achacamos a una sola persona o a una única causa el daño producido por unos cuantos, un daño que ya no se puede remediar. Y nadie quiere asumir la parte de su responsabilidad, cuando al final, somos todos los que hemos contribuidos a ese desastre.

    Un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  9. María, gracias amiga, y si, a veces sentimos eso, pero como las decepciones son eso, decepciones, entonces lo que creíamos no es tal, y todo cambia. Un beso para ti.

    Dulce, cuanta razón tienes, mucha!!! Un besote.

    Gracias Anónimo, siempre siento tus palabras muy sabias. Un beso.

    Gracias Cristian, para mi siempre es grata tu presencia aquí. Buenas noches.

    Antoni. Wow todo duele, incluso duele no poder deshacerse del dolor, porque por quien lo sentimos no vale nuestra pena. Un abrazo amigo.



    ResponderEliminar
  10. Amiga querida, pero que gran opinión me regalas hoy bella Mariposa de la poesía. Realmente eso intento hacer, escribir con el alma, para que se lea con los ojos del alma también. Un gran beso para un gran comentario.

    Fibonacci, tienes parte de razón, porque en cualquier historia que participemos, nunca somos títeres, siempre contribuimos en algo a que las cosas sucedan. Un abrazo amigo y gracias.

    ResponderEliminar
  11. Pues lo logras amiga linda, con toda su magnitud!
    y la foto, divinaaaaaaaaaaaaaa
    quedó soberbia!!

    ResponderEliminar
  12. Tu alma es la que se ha llenado de cristales rotos, los de ese fanal que la cubría. Los desencantos producen eso, esa rotura que duele y que dura.
    Un gran poema Paty, hermoso.
    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola Osvaldo, lo bueno es que las roturas dañan porque duelen, pero se sanan y todo vuelve a ser, no como antes, quizás mejor porque habremos aprendido algo nuevo para ser mejores personas. Un beso!!!!

    ResponderEliminar
  14. Es difícil recomponer los cristales rotos del alma y cuando se intenta se queda uno con trocitos en la mano que no sabe qué hacer, aunque siente que parte de ellos tienen vida y laten, como esas notas del piano vibrante y que nos hablan.
    Un abrazo Paty.

    ResponderEliminar
  15. Tiene sentido y sentimiento lo que me dices Rafael... Pero cuando los recuerdos no desaparecen, entonces tenemos que aprender a vivir con ellos, en buena relación. Un abrazo amigo y gracias.

    ResponderEliminar
  16. Duele la pérdida del amor, las ilusiones se vuelven estrellas destrozadas…
    Me ha encantado el poema. Mi felicitación Paty.


    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  17. Gracias Sneyder. Visité el tuyo y también tienes hermosas poesía. Bienvenida! Un saludo desde Chile.

    ResponderEliminar

Mi cofre de tesoros!