martes, mayo 28, 2013

Morir lejos de ti

  "Quisiera irme al más allá
a la hora del ocaso
a través de cielo azul y miel
...de tu mirada"



A veces…
cerca de mi
en procesión pasa el tiempo
arrastrando nostalgias
y murmurando secretos

y entonces pienso…
cuándo será
que este eterno caballero
venga vestido de negro solemne
…para llevarme con él

y es que ya no me asustan
la soledad, el dolor o el misterio…
ni siquiera
esas heladas madrugadas
de días sin sentido

Mi alma, que te ama sin dormir,
sobrevive en la vastedad del silencio
sin miedo al fin,
donde solo tiembla y llora
cuando recuerda que morirá
…lejos de ti


P-Car


sábado, mayo 25, 2013



Sé…
que podrías viajar al cielo
a seducir la luna
y la traerías junto a mi sueño
para remediar interminables desvelos
impresos con tu nombre.
Lo sé.

Sé que te sumergirías al océano
para destilar su vino azul
y lo extenderías con los besos de tus labios
en la piel de mi alma y cuerpo
embriagando todos mis sentidos.
Lo sé.

Sé que con tus manos
harías lentamente un collar
hilando pequeñísimas estrellas
nacidas de un lucero rosa y ámbar
para luego ponerlo en mi cuello
diciéndome te quiero…
Lo sé.

Y es que hoy tengo certeza…
de tu amor impregnado de verdad
porque confesaste amarme
y que en tus ausencias
nunca quisiste llegara el olvido
y que
…ni en el siglo que puede durar un momento…
me dejarás nuevamente
en tal soledad.

Más yo
mirándote a tus ojos -que adoro-
quiero incorpores  
a la eternidad de tu pensamiento
que…
no quiero la luna
ni el agua del mar
ni tampoco un collar.

Tan solo necesito
y he añorado más que nada
en toda mi existencia
…me abraces…
firme, dulce y resuelto
y me digas millones de veces
con los versos más tiernos
hasta que vuelvas a verme sonreír
y sentir mi alma feliz…
que me amas.

P-Car

Desperté

Desperté
ansiando tu mirada.

Tenía miedo de mi sueño
porque me vi volando
en un cielo peculiar
plagado de pájaros negros.

Sí, mi vida
desperté
pero no hallé tus ojos.

Me empeñé en tu recuerdo
porque me aterra el paso del tiempo
y por momentos creo olvidar
tu cuerpo en mi cuerpo.

De pronto se coló
una helada brisa del alba
y pensé morir de dolor
al traspasarme la herida
…aún sin sanar…
de mi alma.

Pero he descubierto que el dolor no mata.
Sí aumenta
cuando intransigente te observa la ausencia
y se extraña demasiado
una mirada que se ama.

Sí, desperté
…asustada…
añorándote a mi lado
como antes ¿recuerdas?
para abrazarme y darme calma
y luego amarme…
pero solo tuve más frío
que la anterior madrugada.

P-Car