domingo, noviembre 30, 2014

Te necesito tanto

Amor…
Amor mío, te necesito…
te necesito tanto.

Más que a la esperanza
más que a la ensoñación virtuosa
más que suspirar luego del llanto.

Y culpa de esta necesidad infinita 
te hiciste el útero de mis sentimientos,
la certeza impenitente de mi carne,
el vértigo ovacionado de mi sangre.

Te invoco, te adoro,
te traigo, te siento…
Luego te odio
arremetiendo el ovillo del olvido.

De día, nuestro huerto místico me succiona…
pero, sin nuestro cimiento,
- sin tu simiente -
sin el querido horizonte,
- sin tu norte -
¡me derrumbo!

Caigo de rodillas de frente al viento.
A él le ruego que, estés donde estés,
te lleve mi desolación, mi clamor.
Te sople mi dolor hecho beso en los labios
y exhale un nuevo epílogo en tu alma.

Porque quiero creer que,
embelesado en este amor glorioso,
querrás volver a las cordilleras de mi piel
a través del espiral mirífico del tiempo.

Al oscurecer lo oscuro,
de luto, te subo del sepulcro.
Me elevo derrotando la inexistencia.
Y en mi inmenso triunfo virtual,
insulto todo… Todo lo que no seas tú.

Así es…
mis sueños cuestan más que la locura…
¿y sabes por qué?…  
porque hoy se desbandó la flor
- su aroma rompió mi pecho -
Ahora, más que antes, mucho más,
yo… te amo.

Hálito de mi vida, lucero de mi cielo,
si en un alba próximo no vienes
pronto, en un alba cualquiera, voy yo.

Y es que por Dios…
¡te necesito tanto!



P-Car

martes, noviembre 25, 2014

¡Cuán mío te siento!

Verdad, no palpitas aquí, pegado a mi ego.
Pero estás en el universo todo,
acariciando el erotismo de mi alma.

La primera vez que robaste mi mano
me hablaste tanto del amor inmenso.
Del destino, del infinito, del buen silencio.

También, del encaje de almas…
y todo aquello que tus ojos declamaron
en la noche dramáticamente estrellada
en que se encendieron con mi mirada.

Y tu sabiduría llegó tan lejos
que también me enseñaste a estar sin ti.
Aunque duele, hoy puedo entenderlo.

Ahora que eres mi alba, mi brío, mi aire
viajo en cada suspiro contigo
a tus exquisitas travesías.

Por ello sé que eres feliz
y tu felicidad es la mía.

Mi Cielo eterno… mi más sublime poesía…
repleto de todas las lunas y soles que vi en mi vida…
en mi poesía sabrás…
¡cuán mío te siento!



Paty

lunes, noviembre 24, 2014

Noche de agua

Se respiraba la transparencia.

Los sueños aleteaban en el silencio,
parecían pensamientos de algodón.

Nos amábamos y sonreíamos.
Sonreíamos y nos amábamos.

Fue tan crucial y sobrecogedor
sentir empaparse de verdades
la desnudez de nuestras almas.

En aquella noche de agua
el oleaje acarició el infinito

…y porque infinito significa infinito,
cuando liquidemos todos los desiertos
volverá otra vez y para siempre,
a nuestras siluetas espirituales,
la magia del amor fluvial.


Paty

domingo, noviembre 23, 2014

Escapada

Vete ya
abandona mis deseos
que si no das ahora la vuelta
no dejaré me dejes en esta magna soledad.

Debes seguir tu designio divino,
conocer la magnificencia del cielo.

Ahora mismo, en este segundo de tregua,
levanta tus alas y huye de mis pensamientos.

Escapa de este mundo de depredadores…
No sin antes, de mí, extraer nuestros sueños
para, en tu ausencia, no deshacerme de pena.

Pero en mi alma… ay… en ella…
estará anidado el tesoro
estará guardado el amor más entero
estará tatuado absolutamente todo.

Y al llegar la hora de mi propia escapada
mi esencia, llena de ti, buscará ser feliz.

Mi infinito buscará tu infinito.
Mi alma se asentará en tu alma.
El hogar anhelado por ambos, será la eterna eternidad.

Allí,
nada ni nadie de esta tierra nos podrá separar.

Nuestros tesoros serán,
un llano de semillas rojas y
un bosque tupido de milagros…

y en nuestro gozo espiritual
nunca dejará de acompañarnos
el sonido de nuestra copiosa cascada.

Vete, vete ya…
Descansa en paz.

Paty
  
 

P-Car

sábado, noviembre 22, 2014

Llegaste

Intento vivir entera
el primer ocaso huérfano
de este nueva eternidad poética.

El cielo se ha puesto carmín intenso.

¿Será que mi alma quiso detenerte
rasguñando el aire que te llevaba?

¿Será que esta muerte
vació por mis lágrimas
la última pasión de mis venas?

¿o será que este duelo, además de ti,
también me está robando la rosa
que tanto tiempo guardé intacta?

No lo sé…

Solo sé que duele demasiado
la obligación de perder la esperanza
de contemplar otra vez…
la luna llena en tus brazos.

Te espere tanto, tanto, tanto...

Al final llegaste, si… llegaste
pero nunca jamás imaginé
que sería como un ángel…

sin la ilusión de tu palabra
sin la magia de un beso
sin el sueño de tu cuerpo
sin nuestra flor en tu pecho
sin el infinito de obsequio.

No te aflijas, ni por mí, ni por nada
que yo antes de todas las soledades
perdoné tus ausencias y tus faltas.

En el último instante del preludio de esta noche,
el cielo dejó el rojo y se tiñó del color azul mar.

Deben ser tus ojos
que desde ahora y por siempre me cuidarán.

Ahora entiendo que era cierto,
cumpliste tu promesa y llegaste…
Con la fuerza que pudiste,
como te permitió la vida…

Pero llegaste…
llegaste a mí.
La plenitud de tu luz está conmigo.
Descansa… descansa Amor mío.


Paty


P-Car

viernes, noviembre 21, 2014

Vuela alto

Porque el olvido no fue parte de nuestra historia
…lo mejor de mi para lo mejor de ti.


Vuela alto querido abejito
llega a la ansiada eternidad
en donde millares de estrellas
bajo una infinita cascada de luz
bañarán de paz tu alma.



Paty

sábado, noviembre 08, 2014

Magia

Mis labios son la vera
que te llevarán a mi piel.

Mi cuerpo es la playa
que ha de recibir tus mareas.

Tus olas jalarán el cielo
que nos cubrirá de estrellas.

Dos de ellas
nuestras almas guiarán.

Ven, acércate
nada más... bésame
que el primer beso es magia.


P-Car