sábado, diciembre 12, 2015

El milagro del desierto

El desierto a la lluvia, la quería. Se decía a sí mismo que la quería y la amaba. Que la quería, que la amaba. Que la quería y amaba. Que la quería, deseaba y amaba. Que la amaba, la amaba, la amaba.

Con entelequia imaginaba poseer su piel y beber su flujo diáfano. Soñaba, planeaba, soñaba y planeaba. Luego continuaba soñando y seguía planeando.

Ella, de tanto en tanto pero nunca tarde, aparecía. Rutilante, aristócrata, perspicaz. Admiraba al desierto por su magnífica amplitud, su presencia imperante, su actitud dominante, su solvencia de astro, junto a su predecible, fogosa y cariñosa sustancia.

En un exuberante inusual invierno y ante tan insistente seducción, ella sucumbió. Olvidó su misión y su prosapia. Ella… del desierto se enamoró. Perdió el norte.

Intensa como su esencia y amorosa como su luz… se hizo parte de él. Dulcemente copiosa, aquella noche, se dejó caer completa, de cuerpo y alma, en la codiciosa silueta. Entonces, por fin, el desierto hizo suya a la lluvia y la lluvia, íntegra e infinita, fue solo del desierto.

El placer duró un suspiro. La calamidad asomó con el alba. La historia, la pasión y el sentimiento, no fueron suficientes para tanta aspereza. Ella, quedó presa, herida entre huesos y venas, obcecaciones y silencios… de pretéritas filudas arenas. A pesar del esfuerzo del tiempo, ya todo estaba hecho, sin vuelta atrás.  

El cielo -que sí la cuidaba y amaba- sin ella, se comenzó a resquebrajar. Trozos celestes y rosa, caían con la ligereza de la tristeza, sobre las flores albinas de pétalos de lágrimas, que en aquel narciso desierto, a partir del trágico suceso, prodigiosamente, de tanto en tanto pero nunca tarde, no dejaron de brotar.


P-Car

10 comentarios:

  1. es un gran placer leerte dia a dia. un beso dulce amiga ricardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola dulce y buen amigo, gracias por tenerme siempre presente. Besos.

      Eliminar
  2. Atracción y deseo que se desvanecen cuando la realidad muestra su cara.
    Y el dolor de quien ama en silencio, de quien sacrifica su amor callado e inconfeso.

    Es una trilogia de sentimientos
    Bonito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agapxis, tienes mucha razón, la complejidad de una relación viene después de los primeros encuentros, después de la interesada conquista inicial. No es fácil cuando el sentimiento ya se instaló en el alma.
      Besos para ti, apreciado amigo.

      Eliminar
  3. Es un bonito y tierno relato.
    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael, tiene sus matices bellos, porque habla del amor, pero más que nada es una tragedia que muchas personas viven al enamorarse de alguien demasiado complejo. Un abrazo y gracias por tu parecer y palabras siempre alentadoras.

      Eliminar
  4. uuff un desierto donde los sentimientos se pierden y se encuentran , precioso relato Poetiza, te quedó lindo , bsos mil desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias poeta hermosa, que siempre fluyes como las olas sobre la arena, besos desde este rincón de pesadumbres y sueños, de poesía y sustancia, de universo y centro, de un todo a un todo, un gran abrazo

      Eliminar
  5. hilvanes de melancolía, muy bueno
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Omar, bueno, hilvanar a veces es complejo, pero se puede... Besos amigo.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!