sábado, marzo 12, 2016

A veces grito

 
Pensé que pronto te olvidaría y que después, todo lo nuestro, en la arquitectura de la vida, quedaría al reverso. Hoy, ya ni recuerdo bien, hace cuantos otoños, ocurrió todo aquello.

Pensé también que encontraría otro amor y que ese amor sería mejor. Por terquedad, orgullo y quebranto, pensé tantas cosas sin sustento en lo fundamental. Que el sentimiento no es pensamiento.

Te siento como un cuanto de luz, que vuela en mi interior. De mi mente a mi corazón, de mi corazón a mis entrañas, de mi pasión a mi alma, no sin antes, acariciar mi cuerpo entero, del atardecer al alba.

Te quiero mucho, sí, y lo he aprendido a hacer sin desesperación, dejando latir tu presencia invisible en mi universo, con un dejo de rica esperanza y otro, de volátil resignación.

Envuelta en hermosa melancolía, como a nadie, te adoro -te añoro- Ay amor… hay momentos en que extraño demasiado tus besos, tus manos, tu cuerpo, tu voz, tu calor, tus ojos, tu sonrisa, tu rostro.

A veces quiero gritar -a veces grito- cuando nadie me puede escuchar. Necia, insisto en creer que el tiempo astuto y sabio, me está acercando al olvido -y en instantes ilusos, a tus brazos-. Nada sucede, más que contenerte en mí encapsulado. Eres una melodía que perdura, un vértigo que me devora, una estrella que me ilumina, un emoción que me embarga, un sello que me apresa, una huella implacable, una silueta que me sigue en un bosque de velos.

Antes, hace mucho, me creí invencible y eterna. Hoy me sé, mujer vulnerable que tiembla. De verdad, a la soledad no le temo, no. Sí… a, antes de morir, no estar de frente a tu mirada, al menos para decirte… “te amo, sí, a pesar de todo, de la distancia, del tiempo, de la voluntad, de las promesas, de las diferencias, de los hechos que quisiera borrar, de la vida que pasa… Te amo, aún te amo. Prepárate que si sigo así, al final, te llevaré al infinito en mi alma”.

¿Sabes? A veces me siento una romántica sin remedio, que aún tiene sueños y fantasías y porque no, que además cree en milagros. Y entonces respiro profundo para, con cada suspiro, acercarte un poco, en el aire, en la brisa, en el viento, en el espacio, en el cielo y en el tiempo… para que quizás algún ocaso me abraces -nos abracemos- y luego nos miremos tanto y tan profundo, que se conecten honestamente nuestras almas, sin sombras, sin caretas, sin recursos. Lo que pueda suceder es un misterio. Eso, es en lo único que no pienso.

Algo es seguro, que no te abriré ninguna ventana en mi ser y que, con cada aleteo tuyo, sigo intensamente, suspirando y suspirando…



P-Car

9 comentarios:

  1. Letras que son como una resaca de recuerdos que llegan y llegan con las olas de la vida...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, gracias amigo por el detalle de tu lectura. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Amor que se impregna en ti y sobre todas las cosas, amor sin incentivos generoso que supera las llagas que se hace eterno, platónico en la necesidad de no tenerle, amor que vive y sobrevive la distancia y la lejanía haciéndose tiempo.

    Hoy tus letras parecen dejar matices de nostalgia, pero creo que no, que llevan un aroma de amor que acaricio tu alma y se quedo para siempre.

    Bello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agapxis... buenos días! me embriago de la generosidad de tu lectura y opinión... Me sumerjo en tus palabras, sabias y benevolentes. Gracias amigo. Gracias!!!! que tengas linda semana.

      Eliminar
  3. vagan los anhelos, pero hay esperanza
    buena prosa
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Omar, es lindo encontrar tu opinión, un abrazo!!!

      Eliminar
  4. Así hablan los corazones desnudos, los corazones que sienten y padecen, los corazones que aman y añoran...

    Es un bonito texto, lleno de sentimientos, añoranzas y propósitos... donde las experiencias son ya conocimiento y la consciencia una forma de administrarlo...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Muy bella declaración de amor y desamor. Meha encantado Un beso Patyy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, un gusto tenerte aquí amiga!

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!