domingo, octubre 09, 2016

Dos ángeles

Esta poesía está dedicada con inmenso cariño a mis dos hermanas mayores quienes ya partieron al cielo: Paulina, el 16 de abril del año 2007, a sus 52 años y Marcela, el 2 de septiembre de éste año 2016, a sus 60 años.

Que ambas descansen con mucha paz, en los brazos luminosos de Dios y con la tranquilidad que aquí en la tierra dejaron una gran obra de amor. Nunca serán olvidadas. Ellas… viven en nuestros corazones y almas.


Dos ángeles
Paulina (izq) y Marcela (der), el día de su primera comunión.

Entre nuestros abedules juguetones
pasó de pronto, audaz y violento,
un extraño viento frío.

Al finalizar la tarde,
aclaró el cielo y el aire, pero
sus queridos rostros faltaban.

Escudriñamos todo sin entender por qué,
entre el mar y el fuego, del nido
ellas… habían partido.

Siguieron días, severamente nublados
y muchas noches sin lunas ni estrellas.

De pronto, en un luminoso amanecer,
una benevolente comprensión
entibió nuestros sentidos.

Ellas, nuestras queridas Paulina y Marcela,
habían regresado al universo.
Ellas… habían sido siempre dos ángeles
en una maravillosa misión de amor.

Hoy, damos gracias a Dios
por aquel bendecido tiempo
de su hogar en la tierra.

Extrañamos sus miradas, sus risas,
sus pensamientos, sus bondades.

Tan verdadero es como que
las tenemos y recordamos
acurrucadas en nuestras almas.

Donde ambas descansan
sepan que el olvido
no es parte del amor verdadero
y que siempre, hoy y mañana
hemos de necesitarlas.



Paty

P-Car                                            

6 comentarios:

  1. Dicen que no es mas grande el que mas espacio ocupa, si no quien mas llena nuestro corazón, seguro que tus hermanas llenaron muchos corazones, pero sobre todo el tuyo donde estarán para siempre.

    Un saludo escritora un gusto leerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Agapxis, ellas viven en nuestros corazones por siempre. Eran muy buenas, lindas y luchadoras, pero por sobre todo, seres enfocados en el cariño por la familia. Desde ayer ellas descansan juntas en paz.
      Gracias amigo, un abrazo.

      Eliminar
  2. No están ni estarán nunca olvidadas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es estimado Rafael, ellas siempre estarán entre nosotros. Besos amigo. Gracias por tu cercanía y palabras.

      Eliminar
  3. Es hermoso este recuerdo que haces de tus hermanas... Que Dios las tenga en su gloria, y que tu memoria y tu corazón te conecten a ellas... amor de hermanas en el aquí y en el siempre...

    Descansen en paz.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Impersonem, seguramente debemos aprender más de la muerte que de la vida. Ahí está lo imperecedero y más verdadero. Un abraz.

    ResponderEliminar

Mi cofre de tesoros!