domingo, febrero 19, 2017

¡Cuántas!

Cuántas veces dije (¡cuántas!)
que por sobre la intolerancia y el temor,
las risas huecas
las miradas sin luz
y los halos de oro en reinos sin Dios…

Digo, por decir algunas, de una infinidad,
que la vida misma, tarde o temprano
o justo a tiempo, solemne te dicta
a modo de sermón o sentencia.

Continúo:
…que, por muy encima de todo orden,
de las fronteras o cualquier resistencia
(oh, cuántas veces lo dije ¡cuántas!)
que sentir y dar amor
es la única dicha y riqueza.

De tu tálamo al cielo,
de la galaxia al universo,
de tu silencio a mi soledad,
de lo finito a la eternidad
-el amor, solo el amor, siempre el amor-
es lo más importante.

Ay amor… cuántas, cuántas





P-Car


8 comentarios:

  1. Sin duda que sí fueron muchas veces esas que deseamos tan intensamente la culminación de un sentimiento.
    Un abrazo en la tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si amigo, el amor es un tema sin resolver para muchas personas. Gracias con un abrazo.

      Eliminar
  2. Y las que quedan, las que faltan, porque dar amor es sentir amor y solo el que ama comprende lo que es amor.
    Un poema magistral.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo, gracias por regalarme tu sabiduría. Un abrazo lleno de admiración por tu obra. Besos.

      Eliminar
  3. El amor, es esto: amor y nada más, lo dicen los incrédulos. En cambio, el amor infinito; el amor puro; el amor espiritual; el amor de Dios, es un Don Sagrado.

    ResponderEliminar
  4. Es nuestra esencia, solo que Dios nos dio la misión de averiguarlo. Gracias, es un privilegio tenerte aquí, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Linda bella amiga, poeta del amor y del alma enamorada, besos infinitos!!!

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!