sábado, febrero 25, 2017

Ese algo

Como un solitario llegaste a mi puerta, como un ángel dormiste en mi cuerpo, como un hombre modulaste un te amo, como un príncipe me hiciste feliz. Demasiado pronto, como un ladrón robaste mi sueño y como un miserable… partiste sin mí.

Desde entonces, las horas son barcas invisibles a la deriva de un mar sin azul. Abro mis ojos y respiro -sí, estoy consciente que aún vivo- pero adherida a tu ausencia y con el alba en mis pupilas, mi realidad lentamente oscurece, por no encontrarle sentido a la luz.

¿En dónde estás tripulante sin puerto, nómada sin mapa, corazón sin legado?¿En qué jardines has sembrado tu esencia ambulante?...¿en qué cenas de velas, tus historias han sido platillo de anhelos desorbitados?...¿en qué altares, has dado significado perenne a algún paraíso terminal?...¿en nombre de qué culto has configurado tus raíces de aire?...¿has oficiado alguna plegaria por tu mayor pecado?: sustraer amor sin pretender amar.

Sé bien que me amaste, sé que a otra, no amas. También sé que los recuerdos no han sido borrados por frivolidades, ni por los fríos temporales de los inviernos, ni por el humo de tus cigarrillos antes del descanso. Y es que, entre nosotros, no hay olvido posible, porque lo nuestro tiene ese algo que no caduca con el devenir, el clima, la distancia y el tiempo.

Vayas donde vayas y estés con quien estés, tu luna extática soy. Porque sin conciencia, tu búsqueda tiene mi nombre y lo que hayas, puede parecer símil, pero no tiene mi aroma desnudo, la danza de mis yemas, mi cadencia al amarnos, el arcoíris en mi retina al contemplarte y el aterciopelado recorrido virtuoso de mis besos y palabras, desde tus oídos a tu alma.

Lo sé, lo sabes… Pero, por tu obcecación, intuyo seguirás explorando en cada ángulo y vértice de otras pieles y frases, buscando el ritmo moderno de una perfección a la venta, que al final siempre daña. Todo terminará en el gong final, cuando, desde una altura mayor a las hipótesis astrales, se te develará la verdad. Eso… solamente yo lo sé.

Seguir así, será tu elección, al tiempo que mi invalidez -o iluminación- es contener en mi núcleo… ese algo… que me hace extrañarte y querer verte vagabundo entre las estrellas, las mismas que cada noche hacen brillar nuestro nido, como si aún estuvieses aquí. Te extraño yo, te extrañan ellas, te extraña todo lo que está adentro y pegado a mí.

Si ese algo tuyo y mío, es más poderoso que tu sofisticado objetivo, ven a mis brazos, pero no lo hagas producto de algún fracaso o rechazo, por sentirte enfermo y cansado o porque se te antoje soñar por un rato. Otra huida sería mi muerte, la última, la muda e irreversible. La que no puede perdonar porque es… de la que jamás se vuelve.

Si quieres cruzar mi umbral porque me extrañas, tu piel lo implora y tu plenitud lo necesita, pon la brújula hacia mi vida, pero que sea con un amor puro, junto a una abundante fe en que, cada día, juntos montaremos momentos infinitos en la construcción de un siempre. 

Si no, mucha suerte. Que el destino nos perdone, el cielo nos ampare y el Creador nos juzgue. No hay triunfador ni vencido, si no estamos juntos, ambos perdemos. Sin rencor, sin pendientes, triste y cristalina te digo: sé feliz. Aquí amor, dejaste tu fruto, porque en mí late ese algo tuyo que me fecundaste y que celosa atesoro en el seno de mi alma.  


P-Car


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Mil gracias amigo, buenas noches y lindos sueños.

      Eliminar
  2. Desde la primera letra, hasta la médula del alma que atraviesas, tus versos nos sacuden como una tormenta intensa y nos deja agitados y callados, en una esquina de donde jamás se vuelve, de la misma forma en que llegamos!

    Te admiro amiga, que poemas más hermosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga querida.... así como lo describes a mí misma me asombra. Me siento una mensajera de historias que identifican y han dado una identidad también a mi propia vida. GRACIAS, mil veces gracias!!! Tú sabes cuánto valoro tu pensamiento y amistad. Besos de estrellas!!!

      Eliminar
  3. Hoy y tras leerte, solo me queda estar callado y lleno de asombro y admiración.
    Esto es bellísimo!!
    Bellísimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amigo, buen día, muchísimas gracias, me haces sentir muy bien, aprecio y valoro mucho tu opinión: Te mando un abrazo grande.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!