miércoles, febrero 08, 2017

Inercia y tiempo

Quise ser el silencio y no gastar mis labios en nada que no fuese mantener el sabor de tus besos.

Quise cubrir de negro mis ojos y que ni un resplandor perturbara en mis iris, la visión virtual de tu rostro.

Quise que nunca más el viento rozara mi piel, para sostener en mi cuerpo, la ritualidad de tu tacto.

Quise en mi instinto, guardar tu sexo y que las crías vírgenes de tu deseo, me inundaran el corazón.

Quise ser tu universo y crear en tu memoria, momentos invencibles, que nadie, nadie pudiese reemplazar.

En tus brazos quise, distraer la inercia y congelar el tiempo, para que nunca sucediera algo raro o llegase alguien que no fuese tú y yo.

Es lo único que no logré. Todo del cielo me fue dado, menos tu permanencia.


P-Car

4 comentarios:

  1. Quizás lo más importante no fue logrado... ¡Pero quedan los sueños y la fantasía!, aunque nada será igual.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces son mejores los sueños que la realidad. ¿Cuántas cosas y detalles puede tener un sueño, que nos haga tan feliz, mucho más que lo real?... muchas por cierto!!! Gracias amigo, tu opinión siempre la valoro, besos.

      Eliminar
  2. Ser su piel y ser su alma , pero el tiempo no se detiene alli esta siempre cuerpo a cuerpo , me uno a Rafael alli estan los sueños para vivirlos y viajar con ellos , hermosa prosa amiga un besote desde mi brillo de mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bea, gracias querida amiga, uno vive con sus recuerdos y no "de los recuerdos". ¿Cómo olvidar los recuerdos que nos hicieron muy felices?... Quizás creando nuevos recuerdos que superen la vara, puede ser... claro que si puede ser... Besos y mil gracias poeta linda.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!