lunes, febrero 11, 2019

En la cima


No cariño, no te había dejado
por unas horas necesité subir
a la cima de la montaña más alta.

La noche entera vi
la ciudad silente, dormida
y sobre ella, el cielo estrellado.

En la cima comprendí
que mi amor no puede ser mayor a la inmensidad
pero si…
que su alcance es descomunal.

Y es que estando a solas allí
idolatré todo aquello
y a ti…
aún más.


P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

2 comentarios:

  1. Es que desde la cima, cuando llegas, todo se ve diferente y hasta los recuerdos son más cercanos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amigo, yo creo que ante el universo, nuestra alma se engrandece. Gracias por tus palabras, besitos Rafael.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!