lunes, octubre 20, 2014

Alondra blanca

Sucederá muchas veces, que llegará a tu ventana una alondra blanca. Ella, te contemplará sin canto. En realidad, ella no será el ave que aparenta. Será… mi alma, que deprimida, te buscará, porque en demasía te extrañará hasta el final de los siglos.

Su amorosa mirada sensibilizará la cumbre de tus poros y humedecerá como nunca antes, tus ojos. Entenderás que soy yo, y te debilitarás, pero debes comprender que ella siempre volará justo antes de que acaricies su plumaje albo.

Sí… ángel mío, que llegaste a mí en el vuelo más puro y transparente de la esperanza, de tenerlo todo, ya no nos queda nada, más que este denso silencio que nos distancia y separa. Silencio infectado de antiguos silencios; mutis que no espera un segundo de tregua, para amargar el borde de los labios. Labios tan llanos de tu boca y de tus versos, que celosos atesoraban el sabor de tus caprichosos besos.

Quisiera alzar mi voz, para desintegrar este silencio en insignificantes esporas, gritándole ¡silencio ignorante! ¡silencio engreído, que nada bueno traes ni dejas!  ¡Vete… y deja que fluya lo bueno! ¡Silencio… que nunca conocerás el mágico silencio del cielo!

Pero la mudez de mi tristeza roba mis fuerzas y aquí me quedo solitaria, sintiendo que la impotencia hace trizas mi pecho, mientras el otro silencio, se mofa a mis espaldas.

Petrificada de dolor, entiendo entre lágrimas, que la felicidad reservada para nuestras vidas, ahora será del olvido, el que ansioso, ya abre su magna boca para devorar este amor y todos los recuerdos que lo escoltan a su último ocaso.

Me desconozco, sí me desconozco… y es que la realidad es demasiado irónica. Si soy la misma que hace un suspiro de tiempo, le sonreía al alba, porque cada noche soñaba que el resto de los amaneceres de mi existencia, despertaría en el más perfecto silencio de tus brazos.

Mi consuelo, es que esto no será más fuerte, que el silencio poderoso de la muerte, aquel mutis solemne, que juntará cada otoño, el polvo gris de nuestras tumbas lejanas.

Lo único imperecedero será que te amo y la alondra blanca de tu ventana, que sobrevolará el arcoíris del infinito de principio a fin, buscando sin paz, el mismo azul que enamoró su corazón, la primera vez que tus ojos, llenos de su esencia…  brillaron de amor.


P-Car

18 comentarios:

  1. Volará ese amor como alondra, como vuelan tus versos llenando el silencio.

    Besos dulces y feliz semana Paty.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi dulce amigo. Tus palabras son un bálsamo para mi alma. Besos.

      Eliminar
  2. Bellísima prosa poética que comulga las emociones de la añoranza, y al mismo tiempo ofrece la certeza de un alto grado de amor, que vivió y vive aún, tan intensamente, que esa alondra, pienso, sobrevuela usualmente la ventana aquella, quizás muchas veces...más de lo que se podría suponer. Y lo hace pensando si por fin se estaciona en ella o no.

    Abrazo grande por tan preciosa entrega,Paty!
    Me llenan tus escritos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy Maritza, querida amiga, me emocionan tus palabras, y es que como bella mujer y poeta, saber leer más allá de las palabras. Esa alondra siempre sale a dar sus vueltas... Gracias preciosa, eres un amor para comentar. Besos de violetas.

      Eliminar
  3. Preciosa esta alondra blanca que nos dejas en tus letras.
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que tu apreciación y me da gusto tu opinión amigo, mil besos de estrellas.

      Eliminar
  4. La alondra blanca posará en tu ventana para encenderte la luz dejándote entre sus susurros caricias en el alma, y tu voz ya no estará rota de dolor ni muda, tu voz empezará a palpitar sonrisas y amaneceres emocionados, tu voz será un canto a la esperanza entre latidos que serán sinfonía para tu alma cálida.

    Muy bella y sentida tu entrada, Paty.

    Un beso muy grande a tu corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María. Qué gusto me da leer el regalo que me dejas en tus palabras. Gracias linda poeta!!!!!!!!!! muchas gracias de corazón!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  5. La alondra que es tu alma...que vuela en el silencio verdadero al espacio eterno ... donde se aleja el ruido....no existen barreras que dividan o separen....sólo el vacío donde habitan los astros y donde se unen dos almas en el más sublime amor imperecedero ...triste será el día que una cruz junto a la otra enmohecidas por el tiempo aún seguirán diciendo amor allá en el cielo...
    Me dejaste muy triste amiga !!!! Es un bellísimo poema, cada verso revive plenamente ese amor que habita todo el cosmos de tu alma.
    Un fuerte abrazo y todo mi cariño
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina, linda amiga!!!! tus palabras son trenzas de pensamientos que se unen a mis versos en una forma delicada pero firme. Gracias amiga, me fascina hablar de la vida después de la muerte e imaginar todo aquello, especialmente de cómo sentiremos el amor. Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. Alondra blanca que busca lo que busca el alma en la añoranza.
    Alondra blanca, que revelara que en el alma aún vive la esperanza y que en el silencio sigue la tregua del recuerdo, ese que solo se rompe con la palabra, palabras que se lleva la añoranza,
    para que florezca el dolor del olvido, ese con el que lucha la alondra blanca volando como el alma para que el recuerdo a pesar de ser silencio grite que nunca se lo lleve el olvido.

    Una alondra blanca nunca se la llevara el olvido si lo ojos que la miraron dejaron el amor en su corazón cautivo.

    Y yo de estas letra me voy cautivo, me llevo una alondra blanca que no me las deje perder en el olvido.

    Un saludo P-Car

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo más profundo del corazón de aquella ave, que no es ave, pero emigra como tal... existe un sentir profundo e intenso, que nada puede llevárselo, ni siquiera la muerte. Porque siempre pienso que el amor es lo único que trasciende a la muerte, es lo único que permanece y nos hará inmortales de alma. Así es, estamos hechos de amor, y por siempre el amor será nuestra esencia y pilar. Aunque en esta tierra nos cueste darnos cuenta de su importancia.
      Gracias, me despido con un abrazo poético, muy apretado.

      Eliminar
  7. Me resulta muy bien el poema, amiga. Muy bien!

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José, mucha alegría me da ver que vienes y me dejas tu parecer amigo. Gracias por ello. Un beso de luna.

      Eliminar
  8. uufff que bello escribes esta prosa lena de emociones y añoranzas nos llega al alma y volar a lamagia pero de tus letras te quedó precioso , besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga, si con toda la pasión que guardas en tu alma, te gusta leer mis versos y los encuentras bellos, bueno bueno, me siento muy halagada. Besos.

      Eliminar
  9. Hola paty: Mi querida amiga, tengo que decirte que la vida es a si, que es triste, si,con emociones, y esperanzas. Sin lugar a dudas la alondra blanca vive... Mis mejores palabras son las tuyas, y yo
    a ellas me remito sin lugar a dudas. a ellas y tu bella prosa...
    Sucederá muchas veces, que llegará a tu ventana una alondra blanca. Ella, te contemplará sin canto. En realidad, ella no será el ave que aparenta. Será… mi alma, que deprimida, te buscará, porque en demasía te extrañará hasta el final de los siglos.
    Paty. Bella Paty. Te admiro. con mi mayor afecto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido amigo, me sensibilizas con tus pensamientos y la forma en que los expresas. Te envío mi alondra para que de una vuelta por tu ventana y por sobre tus maravillosas flores. Pero ella lo hará feliz, no triste. Besos y muchas gracias, me siento muy bien.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!