viernes, octubre 12, 2018

Bendecidos encuentros


¿Qué es la distancia? no la mido.
¿Qué es el tiempo? no lo sopeso.
¿Qué es el olvido? no lo valido.
¿Qué es la muerte? no la creo.

Nada ha sucedido amor mío ¡nada!
Nuestro amor nunca se malogra
esta conexión jamás termina.

Calla tu mente y escucha
oye la voz de tu esencia:
Somos más ¡mucho más!
que aquello que nos sucede.

Sé con certeza, sin evidencias humanas
que previo al primer avistamiento nuestro
mi alma ya te buscaba -ya te amaba-

En mis sagaces sueños, tú y yo nos vemos
hurgando mundos, fraguando alegrías,
fundiendo formas, procreando poesía.

Ay… ¡bendecidos encuentros!
si ya quiero conocerte eternas veces
y ser de tus dermis, infinitas lunas.

Quiero amarte, quiero extrañarte,
odiarte, desquiciarme ¡En demasía!
quiero nacer, desaparecer, fulgurar
incontables vuelos, innumerables vidas.

En toda realidad que me concedan las estrellas
siendo quien la divinidad decida yo sea
con mi espíritu en suspiros
¡desde mi núcleo pido!
que todo cuanto me suceda
tenga que ver contigo.



P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

10 comentarios:

  1. Preguntas sin respuestas que todos nos hacemos en algún momento de la vida. Tu poesía va surcando las mismas con esos sentimientos desgranados en los versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amigo, la vida nos presenta muchas interrogantes y misterios y en algunos de ellos más vale solo dejarlos quietos y dejar que las respuestas lleguen solas, todas a su tiempo. Lo bonito es pensar que viviremos mucho más que lo que imaginamos.
      Besos para ti, gracias por tu cercanía y cariño.

      Eliminar
  2. Describes, el amor más puro y elevado y lo haces como una cualidad que a todos nos pertenece, pero que pocos aún teniéndolo saben alcanzarlo.

    Haces de tus versos un refugio de infinitos sentimientos.


    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón amigo, todos tenemos tanto en nuestro mundo interno, somos creadores, mágicos, infinitos... pero el ego hace que nos veamos limitados y con defectos... Hay que despertar el ser interno y adormecer el ego. Ahí está el amor que brilla, que no teme, que trasciende, que nos hace seres felices y plenos.
      Es un tema del cual me encanta escribir, y es que me eleva y me hace sentir maravillosamente bien.
      Gracias amigo, un abrazo.

      Eliminar
  3. wwaaauuu Poetiza, ese pedido tuyo con una fuerza entrañable del alma ese grito tuyo entre el cielo y la tierra desde el odio hasta el amor infinito será terno solo con él que el cielo te lo bendiga siempre tú tu poesía y ese sentimiento,. precioso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola bella amiga, el amor verdadero que no termina, es algo que yo creo que existe, ya que de amor es nuestra esencia y cuando el amor llena todo tu ser, tu te llenas de una energía luminosa, poderosa, que debe tener un sentido, un fin, no puede caer a la nada, ya que la energía nunca se acaba, solo se transforma y a la vez transforma a quien la lleva en su alma.
      Gracias poeta linda, un gusto tenerte aquí, besitos.

      Eliminar
  4. Mi recuerdo, tus letras, mi emoción, el mensaje de tus letras, todo está intacto, todo sobrevive al silencio y los tiempos. Todo es tan simple, tan transparente, simplemente porque es verdad.

    Un cariño inmenso.

    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, qué lindo que estés de nuevo aquí, junto a mis letras. Gracias por la sorpresa y el regalo.... ese regalo que guardan tus palabras... y como dice mi poesía, nada ha pasado... nada, todo sigue intacto. El tiempo y el olvido no existen, solo existe la conexión... Wow... qué romántico (rrr).
      Besos para ti querido amigo, espero te encuentres muy bien. Gracias!!!

      Eliminar
  5. Es un poema precioso... de amor imperecedero.... eterno...

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Impersonem, gracias! es un gusto contar con tu linda impresión, un abrazo!

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!