domingo, septiembre 18, 2016

Con mis pocas fuerzas

Te apareces en mí
sin mi anuencia.

Te inmiscuyes en mis latidos,
los alteras, los dejas quietos.

Mudo, te quedas en mi alma:
descubres mis sentimientos.

Haces caminatas en mi playa
vas y vienes, meciendo sentidos.

Libre, creas y dejas huellas en mi sueño,
en mi tiempo, en mi cuerpo, en mi vida.

Vete… te pido
que aquí y ahora
ya nada es tuyo.

Ni el aroma
ni la pócima
ni las sombras.

Sal de mi mente,
de mis horas,
de mi mundo.

Por mucho que de mi todo
ya demasiado poco quede
lo que sea… es solo mío.

Me heriste de muerte.
Cierto es… y lo sabes.
Sin fin… lloro por ello.

Solo que el deceso
por una herida de amor
tarda en demasía.

Es tan cruelmente lenta
tan anémica y lánguida
tan aguda y punzante
que mis palabras son nada
para tanto dolor y agonía.

Tan repugnante y mal recibida es
como la malevolencia misma
cuando te impone un olvido forzado
si, a pesar de todo, se ama.

Nunca pensé decir esto pero…
con mis pocas fuerzas… digo:
¡detesto tus pasos!
¡detesto tus causas!
¡detesto te aparezcas!
¡detesto haberte amado!



P-Car

8 comentarios:

  1. eres toda una magnifica escritora un beso dulce amiga . fernando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando, muchas gracias amigo, que tengas linda tarde y buena semana.

      Eliminar
  2. Tanto puede herir un amor.
    Mucha intensidad Paty.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agapxis, me parece que las traiciones de amor duelen en demasía pero que la sensación que dan, es mucho mayor a la verdadera profundidad de las heridas. Y también creo que nunca la noche es más oscura que cuando va a amanecer... Un abrazo y buena semana!!!!

      Eliminar
  3. uufff que dureza magistrales versos que llegan con fuerza al alma precioso amiga un beso grande para ti desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga querida, gracias por tu parecer, la vida es dura a veces, pero nunca más dura que cuando llega lo mejor. Seguro que esto es ley. Besos y ya iré por tu rincón lleno de tu brillo.

      Eliminar
  4. No sé quién dijo que "las heridad del amor se cosen con las agujas del reloj"... pero es verdad que dejan esos quejidos en el alma o en el ánimus que tu has expresado en verso...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón Impersonem, pero nada es tan letal como parece y la vida sonríe y sonríe. Un abrazo y muchas gracias por venir.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!