sábado, enero 07, 2017

Mundo al revés

Lo que antes era azul y dorado
hoy es gris y sepia.
Lo que veía como horizonte
hoy carece de sur y norte.

En mis blancos pensamientos
corren cascadas de sangre.
Entre mi corazón y mi estirpe
se está formando un despeñadero.

¿Podrá mi bella totalidad
volver a ser como antaño?
Ya nada es firme y moderado
y alguien tiene la culpa.

Si él construyó su órbita con varillas
¿por qué viene y tuerce mi universo?

Aparece cual pequeño inocente
en busca de su nido de oro y mirra:
ese paraje llamado sentimiento
que siempre acopia su aroma.

Y me mira triste.
Y tiembla de frío.
Y provoca al instante
la suave sonrisa de la niña
abandonada en mi alma.

Y la magia de besarnos,
el éxtasis de tocarnos,
la primacía de amarnos,
me hace olvidar todo lo malo.

Pero dramáticamente rápido,
olímpico, despega de nuevo.
Ni se entera lo que es morir la muerte
de tenerlo y perderlo… reiteradamente.

Y perder el color del día y la noche
y perder la noción de los horarios
y perder… la alegoría de la vida.

Tenerlo, sonreír y amarlo.
Perderlo, llorar y odiarlo.

Tan profundamente y tantas veces morí
que, a veces, suspirando, creo no existir.

Y pensando que mi querer no merece
presiento se aproxima otra muerte.

No, no permitan siga falleciendo,
que por amar y amar, no lo merezco.

Entre todos enderecen mi mundo al revés
que yo... la verdad… ya no puedo.


P-Car

6 comentarios:

  1. Espero que esa sonrisa de la "niña", siga siempre asomando a los labios de tu protagonista.
    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez que esa niña asoma con su sonrisa dulce y cándida, es porque la vida le está otorgando un motivo para sonreír con algo ínfimo pero grandioso. Es una niña, esa niña que todos guardamos en el alma.
      Gracias amigo, que tengas una estupenda semana.

      Eliminar
  2. Jamás vas a fallecer el amor siempre te salvaráñ ese licor que tu alma esparce por donde pasas hasta tu infinito , el infinito , precioso y profundo poema, mil besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga. El fallecimiento tradicional debe ser algo maravilloso, ya que desde mi fe y creencia, pasamos en espíritu a una dimensión muy placentera. En mi poesía, me refiero a sentirse tan mal en vida, tan tan mal... que a mi protagonista le parece estar enfermando de muerte...
      Nadie merece, claro está! Besos querida Bea, que estés muy bien.

      Eliminar
  3. Cuanto sentimientos encontrados en este precioso y bello poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agapxis, de verdad la vida nos enfrenta muchas veces a nosotros mismos, no es fácil resolver ya que se ponen cara a cara, el amor y la mente, dos entidades que si están de acuerdo todo resulta perfecto, pero que si no lo está, viene el caos emocional.
      Nada que no tenga solución, porque Dios es el que hace y deshace.
      Besos querido amigo, buenos trazos y linda luz para tus cosas.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!