viernes, diciembre 15, 2017

Epopeya del alma

Te busqué
en las notas y en el silencio,
en el mar y en las montañas,
en mis mañanas y los ocasos.

Te busqué
en el bullicio junto a las gentes
y también sigilosa te mencioné
en ciudades plomas y solitarias.

Te busqué recia y alegre,
te busqué sólida y diáfana.
También sin esperanza,
helada y con lágrimas.

Dios sagrado
sabe que busqué sin cesar
con el infinito en mi alma de regalo.

Y ahora que estás frente a mí
con esa mirada tan añorada…

Hoy… que por fortuna
has sido tú ¡si! tú tú tú
el que me ha procurado,
yo… -increíblemente yo-
me he dado cuenta que
¡no me has encontrado!

En esta epopeya del alma
a pesar de las bendiciones
aún no sucede el milagro
porque yo -sí mi amor, yo-
la que sin fin te ha buscado
entre océanos y desiertos
bajo azules y estrellas
¡te sigo buscando!



P-Car


8 comentarios:

  1. Es la "eterna búsqueda" del poeta, querida amiga...
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día Rafael.... es cierto amigo, el poeta es más transparente en su búsqueda, esa que persigue el engrandecimiento del alma... y el alma... es y será nuestra única posesión imperecedera. Besos querido amigo, gracias por tus palabras.

      Eliminar
  2. Ya el titulo te habré a lo emocionante de unos versos errantes, donde el amor se hace inconcluso, no encuentra su final, y aunque ese amor tan necesario, tan buscado, ahora es ayacente todavía no madura.
    El alma quizás necesite el alimento de la esperanza, para mantener su epopeya, al final que es la vida,sino una intensa busqueda.


    Un abrazo grande, feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agapxis, buen día. La epopeya no termina, algunos somos unos eternos buscadores de la verdad, de todo lo esencial que forma nuestro mundo interno, no el mundo que envejece y muere, sino el universo con que viajamos hacia la eternidad. Nuestro principal alimento es el amor y esa es una búsqueda preciosa, que hace brillar nuestra mirada y nos hace crecer alas.
      Besos amigo, siempre un agrado verte aquí.

      Eliminar
  3. Hola, que puedo decir ante semejante poema, sino razonar con él y escribir lo que primero me salga del corazón.

    Toda epopeya, y más del alma acerca de la búsqueda, siempre encierra alto terrible ... y es la verdad en que se la encuentra.

    Te dejo un cariño inmenso.

    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, siempre leo al menos dos veces tus comentarios, contienen algo sabio y profundo, de lo cual yo también aprendo. En mi poesía, creo que lo terrible sería no tener claridad y en este caso, mi protagonista, tiene claridad de lo verdadero. Eso es lo que la llevará a un camino más soleado y verde, ya que ella sabe lo que necesita y merece.
      Un fuerte abrazo amigo, gracias por los elogios y siempre mil gracias por tu compañía, la valoro mucho.

      Eliminar
  4. En esa búsqueda eterna y los versos nos hace estar siempre presente cuando nuestra se desnuda , que bello que homenaje precioso amiga te deseo una Feliz navidad junto a nuestro Belén de nuestro niño Dios , un abrazo y un beso muy fuerte desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bea, gracias querida amiga y poeta, por esa lectura aguda y por esos buenos deseos al celebrarse otro nacimiento de Jesús. Besos de luz.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!