lunes, febrero 20, 2012

SOL Y ARENA

Déjame mojar tu vientre
con el llanto de una mañana de invierno
y celosa volar por tus entrañas
cual trazo alado sin tiempo ni historia
buscando la cumbre del alba de tu cuerpo

Deja que los montes ocres de mi piel sean
la frontera de tu paraíso extraviado
donde juntos seamos sol y arena
para bañarnos entre algas de sal
en el cálido océano de nuestro mañana

P-Car

1 comentario:

  1. Amiga, este poema me ha encantado! eres un verso hecho vida!!! te quiero

    ResponderEliminar

Mi cofre de tesoros!