domingo, abril 23, 2017

Peligrosamente

De cuando en vez, recién estimulada por el amanecer  
me invade un lapsus azul y, a la mitad de un suspiro,
un relevo pellizca mi lucidez y lo asequible de mi tul.

De pronto, creo que por un mísero segundo, pasaron miles.
A veces, tonos de voces muy cercanas parecen tan lejanas.
Cada tanto, nitideces se diluyen y lo turbio se inmiscuye.

Todas esas ocasiones, en que parece que me hablases,
son las mismas efímeras veces que tú -impertinente-
revuelves mi regencia, como si algo de mí extrañases.

Obviando que me debo al olvido, fascinante sonríes
columpiándote olímpico, en un hilván de mi mente.
Y así me asegure al silencio, igual se oye lo diáfano
al intentar hablarte, seca y vaga, mi voz fantasma.

Rebrote de una gracia rauda, que el misterio sujeta,
ilógica y peligrosamente 
mientras tu suspendida silueta concibe alcanzarme
y yo imagino abrir mis brazos
en lo indómito del alma
-de cuando en vez, de pronto, a veces y cada tanto-
alucino…
que aún te amo.



P-Car

4 comentarios:

  1. Es que el amor supera todas las revoluciones de la vida...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es un estado que captura tus sentidos. Gracias amigo, buen día!!!

      Eliminar
  2. La verdad es que no se que decir, cada vez que vengo a leerte siento mas intensidad en tu poesía.

    todo un deleite pasar por tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias estimado amigo, buen domingo!!! Besos.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!