sábado, julio 29, 2017

Inexistencia


Al franquear el núcleo de mi cuerpo
fantaseaba con los tornasoles  
de una felicidad nueva.

Y es que tan intenso fui tuya
como yo, insondable te amé.

Mi revolución visceral no advirtió
las viscosas dosis de agonía
que en mí...
lento derramabas.

Hoy, tu palpitante dominio,
vacío,
es sequedad, es desidia, es condena.

Es morir, como mueren en masa las gardenias
sin la humectación espiritual de la primavera.

Tallaré lo que pienso en una piedra:
tu ausencia...
no es lo mismo que tu no presencia.

Por ello, con dolor criminal digo
que el único prodigio dable para mi vida
es que tú, mi bien amado…
nunca…
¡nunca hubieses existido!



P-Car


6 comentarios:

  1. Un fondo duro pero con el amor como centro, en tu protagonista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, es cierto... los recovecos del amor nos llevan a lugares lejanos que nunca pudimos haber imaginado, como el lugar donde llevó a mi protagonista. Te deseo un feliz domingo, lleno de paz y poesía. Besos para ti amigo!!!

      Eliminar
  2. Hermoso poema, me gusta el ritmo que tiene tu escritura, principalmente como la llevas, desde la primera mayúscula hasta el punto final.

    Creo que ese es el motivo, después de leerte y leerte, encontré el motivo.

    Que mágico es el amor, nos cambia hasta la visión más realista que se nos presenta, por lo que deseamos ver. Así sea quién no está lastimando sin piedad. (R.Burtilki)

    Triste amar intensamente, y después rogar por una “no existencia”, pero existió y volvemos a engañarnos hasta que el dolor de su ausencia sea un simple recuerdo, pero nunca será un olvido.

    ¿Después de todo, que sentido tiene permitir acabar parcialmente con nuestros sentimientos?

    Pregunto - ¿Y si nos enamoramos de su “no existencia”? Alguien dijo por ahí que “La ausencia hace el corazón más joven”

    Ni hablar de las palabras de Cortazar … “Hay ausencias que son un verdadero triunfo”

    Sea o no un poema autorreferencial, mirá como me ha hecho escribir, es un sinónimo de que tus letras llegan y hacen pensar.

    Un cariño inmenso

    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan!!! nuestras palabras, las mías y las tuyas... dan todo de sí, para pensar y compartir, eso me fascina, es una de los efectos de la poesía en las personas que no se detienen tan solo en el pensamiento frío, sino van más allá, al pensamiento que tiene su raíz y florece del alma. Todo lo que me comentas tiene su efecto reflexivo y te lo agradezco. Mi protagonista, en el fondo, siempre quiere expresar los alcances de su sentimiento, así parezca un poco dramático, lo cual es parte de mi forma de escribir (creo que no, de ser jajaja).... pero pensándolo bien, toda forma de escribir está modelada en una forma de ser y de haberse conectado con alguna experiencia, propia o ajena.
      No somos seres formados de la nada, somos seres formados de una herencia genética, de una memoria universal, de un anima mundi, y principalmente de una voluntad divina. Por ello todo lo que vivimos está seriamente diseñado para que aprendamos algo que puede llegar a modificar un todo en la nada...
      Mira, yo también me puse a hablar y hablar... jajaja....
      Buen domingo amigo, que sea un día de mucha alegría y tranquilidad.
      Gracias siempre por tus agradables visitas y contundentes comentarios que llegan para quedarse.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. El amor que crece dentro no de realidades e irreaelidades, tan solo fluye en la adoración que nuestro espíritu necesita y escoge para controversias el alimento de la mente.

    Es un precioso y sentido versar el que nos dejas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa necesidad de amar que se canaliza a través de la mirada que nos encanta atravesar... Es cierto, cruzamos ojos esperando encontrar el cielo, y nuestra alma se enamora del sueño, que no siempre lo es, la persona elegida.
      Un gusto tenerte entre mis letras amigo.
      Un beso de blancas hiedras que una nuestras poesía!

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!