viernes, marzo 16, 2018

Espejo

Llegué a ti
grandiosa y curtida
pero tenías algo
que no conocía.

Lo buscaba
-quizás no-
o me buscaba a mí
-quizás sí-

Ese algo…
desconocido, inmenso e indescifrable
me hizo amarte
de la manera que te amo:
desconocida, inmensa e indescifrable.
Sin ninguna
¡mísera duda!

Un solo tango lo pudo abarcar 
para, a los incrédulos danzar
su encantamiento total.

No hay medición exacta
de mi sentir a su final.
Algunos eruditos le llamarían
¡eternidad!

Ese algo (ese algo…)
se imprimió a fuego
en mi retiro, en mi altar,
en mi delirio, en mi mar.

Ese algo en su umbral es
algo mío que tú avivaste.

El irrepetible reflejo
-infinito espejo-
del egregio sentir radiante
de dos formas con alma  
nacidas por designio supremo
mera y únicamente…
¡para amarse!


P-Car





Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet



4 comentarios:

  1. Preciosas las mariposas que se avivan con tus versos y hacen vivir intensamente ese momento tan especial de una vida. Felicidades querida amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, gracias por sentirlo así, adoro las mariposas, más aún las que vuelan en nuestro interior. Besos Rafael, que tengas buen fin de semana.

      Eliminar
  2. Ese algo era mágico eras tú tu espejo y el amor precioso amiga besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre dos seres pueden existir diferentes situaciones de atracción pero cuando eso se trasforma en amor y ese sentimiento crea raíces, se queda incrustado y muchas veces permanece ahí, aunque la situación de unión cambie. Gracias mi bella amiga, es un gusto tenerte aquí.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!