martes, febrero 14, 2012

Quiero ser...

quiero ser la premiada princesa
que vestida con terciopelo escarlata
sea elegida por tu mano de panales de cera…
y con tus puños de sedas en mi cintura
baile cada medianoche en tus labios
la oda eterna de la realeza de tus besos
sin claudicar la magia de la luna

quiero ser el ángel que te arrulle
en las noches de ópera de la cascada
acopiando intenso tu corazón al mío
cuando mis ojos que siguen los trazos de tu luz
descansen relajados sobre las estrellas
en el vitral astral de tu mirada
espejismo de mi desvarío    

quiero nacer tibia cada mañana
en las termas de tu manantial sereno
como sirena que emerge oceánica del ensueño
con un extenso collar de zafiros puros
hecho de las piedras de tu gruta…
lapidadas con el cincel que selló tus heridas
tallando fino la fémina silueta perfumada
del perfil mas ansiado de tu delirio

quiero beberme el oleo azul de tu esencia
catando lento la cuenca de tu pecho
-sepulcro mío de tu valle faraónico-
e ir como libélula en tus cielos…
que saborea el néctar de tus labios a tu vientre
derramando mi lívido en tus lirios…
y depurar el alba que pintaste en mi cuerpo
con la cascada fluvial de tu celo

quiero ser el acantilado de la aurora
para sustraer la nota épica de tu orgasmo
y guardarlo en las fecundas cuerdas de mi lira
entre las entrañas montañosas de mi alma
…mas altas que la cima erótica de mi piel
develada en el preludio de mi eclipse dorado
en el pretérito desierto de mi viudez

es que quiero almendrar tu simiente
murmurándote mi prosa espiritual
y declamando con ecos que eres mi sino
semilla bella para esta hembra de núcleo fértil
tu mujer… obrera abnegada de tu querer
que escribe nidos sobre madera noble
bajo el nogal fructífero de este amor

y añoro ser la suma de tus infinitos
e invisible a veces también ser…
quizás la fantasía alada de tu vuelo al horizonte
en tus largas y meditadas travesías sin fin
cuando imagines un todo de la nada
en plataformas hechas del coral de tus huesos
con firmes raíces de algas de mar
atadas a la escalada entre las olas de tu obra

es que deseo ser tu íntima inspiración
celosa vigía de todas tus puertas
y en el arcoíris de tu arquitectura
ser tu riel y tus estaciones…
enloquecido siempre por volver una y otra vez
a perdernos sin mapa en el placer…
de construir nuestro mundo ambarino
con dulces laberintos de teselas de miel

y quiero te aventures lleno de mi fibra
en el poema mas excelso de mi quimera
para que sigamos felices abrazados en el cielo
reencarnados como abejorritos de verdad
brindando con burbujas el vino de las corolas
entre las hiedras de albos jazmines inmaculados
en la rivera austral de la eternidad

Paty



P-Car



2 comentarios:

  1. Un 14 de febrero que nunca olvidaré!!!!!!!!!!! Atesoraré este poema en lo más profundo de mi ser, como todos los más bellos recuerdos contigo. Al infinito te llevaste una parte de mi alma y en el resto, tu presencia deambula. Descansa en paz querido abejorrito!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Después de leer estos versos y los de "llegaste" solo me queda decir !Chapo¡ Preciosa tu inspiración y precioso lo que guardas en tu corazón.

    Saludos y mi admiración.

    ResponderEliminar

Mi cofre de tesoros!