domingo, abril 06, 2014

¡Por Dios que te extraño!


Cuando no respetamos el latido del tiempo y dejamos pasar rápido sus instantes únicos, más adelante, pero no muy lejos, llegan tardes excesivamente quietas

En cuyas inevitables miradas en reversa, los recuerdos pasan como imágenes inalcanzables para los besos que no se dieron y las frases que se anquilosaron en el silencio

Y entonces caen lágrimas al vino, cuando se quejan de dolor, los sueños apretados en el alma, mientras arden sin luz, los leños de la nostalgia

Hoy, en que mi memoria se resquebraja, la melancolía juega con mis sentidos y divago entre versos y vacíospase lo que pase, yo a ti, nunca te olvido

Sí Cielo, estamos envejeciendo, y ya sin poder asegurar que te amo, estoy cierta que, del alba al ocaso… y del ocaso al alba… ¡por Dios que te extraño!


P-Car

7 comentarios:

  1. Ayayayaiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
    cuando el azote del alma se estrella con tus versos y viceversa, hasta la noche gime en tus labios poeta de mil estaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiiiiii amiga, gracias mi preciosa poeta de sol a sol............. Nosotras gemimos antes de versar con el alma, y luego suspiramos al terminar.

      Besos de lirios celestes para ti.

      Eliminar
  2. Los sueños apretados en el alma, esos que no se pudieron concretar, pero que laten fuerte en la memoria del corazón..y seguramente te inspiraron tan bonitas letras! Un abrazo Paty!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Soledad, los sueños son mariposas en el pecho que a veces duermen y en otras ocasiones, revolotean en el pecho con sus múltiples colores. De los grandes y más hermosos sueños, el alma no se olvida.

      Un abrazote amiga.

      Eliminar
  3. que tristeza !!!joooo me vi yo hermosa prosa precisa además , besos mildesde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay que risa amiga, es bueno verse reflejada en estas líneas, porque así quizás aprovecharemos mejor el presente y sus instantes maravillosos. El ritmo de vida actual nos lleva a vivir demasiado aceleradas inclusive en la relación amorosa de nuestros afectos. Eso está mal, porque los momentos son únicos, irrepetibles.

      Besitos de oro para ti amiga.

      Eliminar
  4. Paty, hay un momento en la vida que se llama vida.
    Es tan sencillo como la semilla que plantamos en
    la tierra mas fértil que hayamos preparado... Cuando le
    regalamos las semillas, y la cuidamos vemos renacer
    una nueva vida... cuando hay vida,el alma y la vida nunca
    envejecen,y el amor prevalece siempre, siempre ,siempre...
    Y el mundo es siempre de color...
    Besos, Isidoro.

    ResponderEliminar

Mi cofre de tesoros!