miércoles, febrero 15, 2017

Recomencemos

Nunca pensé que llegarías a mí
con tu corazón así de débil
y tu alma, llorando.

Menos imaginé que
tus lágrimas fuesen  
gotas de agua bendita
que curarían tus yerros.

No, no me mires así, que,
en un instante derribas
el juramento que hice a mi vida.

Ay, no puedo más
presiento explotarán
los diques de mi sangre
y el piélago de mi alma.

Detén tu llanto misionario.
Ven y abrázame fuerte.

Busquemos el sol y la luna
tras los nubarrones de la soledad
y con lías de piel, bordemos
un cielo nuevo.

Inhalando estrellas…
desnudémonos.

Dejemos que la luminiscencia
-fascinantemente lento-
recorra nuestras cimas eróticas
en las planicies de los sentidos.

Rasante y profundo
-infinitamente intenso-
sin reservas, sin más demora…
amémonos ahora.

Amor… recomencemos.


P-Car


6 comentarios:

  1. Siempre es una buena oportunidad ese "recomencemos..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomenzar muchas veces puede ser mejor que comenzar. Ya existe un conocimiento real del otro e igual lo amamos y aceptamos.
      Gracias amigo, un abrazo.

      Eliminar
  2. Ese recorrido despacio y sutil dos almas y dos cuerpos sueñas con volver a vivir el amor uuff precioso amiga me encantó , un besote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algunas ocasiones desistimos del amor por los problemas y sinsabores que nos da, pero cuando gana la esperanza de volver a formar un día a día, es porque estamos dispuestos a un todo integral, con lo bueno y malo.
      Gracias amiga, un abrazote.

      Eliminar
  3. Pero que bello escribes! y aún sabiéndolo con tal certeza, nunca dejas de sorprenderme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es todo un halago amiga, más aún viniendo de ti que escribes maravilloso y con el alma desnuda. Gracias bella... Besos de lunas.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!