sábado, abril 08, 2017

Intensamente

En mi umbría veo florecer encajes blancos, con la lenta tonada, de lluvias talentosas, que se esmeran en crear cascadas de ilusiones.

A aquel ser lejano, ya no lo invocan mis ojos, que tanto contemplaban su aura. Tampoco mi piel, que siempre aguardaba el sudor de su miel.

Por fin lo ignoran, la sagacidad de mis sueños y el despertar lento de mis deseos, tanto tiempo dormidos, entre lías de esperanzas frígidas.

En este presente, ningún ser o hecho, presagio o recuerdo; ni el pasado, ni el cielo, ni el texto, saben con exactitud sideral, el precio acordado con la realidad, por la categórica distancia y el perseverante olvido.

Nada ni nadie más que mi alma, que con su casta incorruptible, se recoge y calla. Solo ella, sin audiencia, siente y sentirá -intensamente- el dolor sin quejas, de ésta, inmune y perenne, íntima ausencia.



P-Car

2 comentarios:

  1. Y ella lo guardará "intensamente" o lo dejará volar, según convenga al alma.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, eso que citas se llama voluntad, pero el alma no es voluntad ni conveniencias, el alma se llena de sentimientos que los pensamientos no dirigen ni mandan.
      Mil gracias por tus palabras, buen sábado y todo el fin de semana!!!

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!