viernes, junio 02, 2017

Espera un instante

Y ahora ¿qué paso puedo dar
en esta oscuridad sin ventana?

¡Tu corazón ya no me pertenece!
Y este adiós sellará los labios
por una cruel eternidad
tácita y dramática.

¿Qué haré con los sueños
y el contar de las estrellas
antes de dormir abrazados?

No existirá el fusionar de los tactos,
miradas copulando, ni oberturas del día
elevadas en sincronía de silencios.
Ni disparates que juntos reír
o enojos que perdonar habrán.

¡De otra será tu mirada y tu sonrisa,
tus escaparates, motivos y dádivas!

Disminuida seguiré
y sin razón ni sazón percibiré
el tiempo, la suerte
¡y la existencia toda!

si tú ya no me amparas
si ya no me esculpes
si ya no me amas.

Una tristeza enfermiza
como nunca antes en mí  
urde prisiones en mis semillas.

¡Me siento morir!
y la sonrisa de la muerte
espanta las estaciones bellas.
Los pétalos, los frutos y el sol
los vergeles, el río y el fuego…
desintegrando el sueño
que nos convocó.

Mi vida se hace añicos 
al irte tú distanciando.

¡No!… ¡vuelve!...
espera un instante.

Antes de privarme infinitamente 
de tu verbo siempre sabio…
por favor explícale a mi alma
cómo continuamos sin ti
¡Tengo miedo!


P-Car

4 comentarios:

  1. Es lógico ese miedo cuando se ama tan intensamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, cuando hacemos un todo de una relación, en el momento que se termina se siente así, que se te va la vida y claro, eso da miedo. Gracias por tus palabras, siempre un gusto que vengas. Besos.

      Eliminar
  2. Describes perfectamente el sentir de una ruptura que todo lo rasga. Me encantó !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antoni, mil gracias por tu parecer y tu agradable visita a mi blog. Un abrazo fuerte.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!