viernes, diciembre 22, 2017

Vive una eterna navidad

No, no mires atrás. Tampoco adelante.
Mira abismalmente el alba, el ocaso,
el mar, la luna o un cielo estrellado.

Quédate meditativo y tan solo siente
trayendo al centro de tu cuerpo
la inmensidad del universo.

Pon atención en el lugar donde posas tus pies
sin dejar de otorgar gran altura a tus sueños.
No esperes a vivir lo supremo en el futuro
procura que el hoy sea tu límite, siempre.

No aceptes la mentira ni la extorsión.
Nunca jamás traiciones tu creencia
no hay precio que valga tu esencia.

Pidiendo perdón, si es necesario,
limpia tu pensamiento de culpa.
La verdad es única y nos libera:
avanza sin equipaje a la tumba.

Si no eres oído, habla con Dios.
Él siempre te escuchará, ten fe.
Da un sentido alto y magnífico
al contenido, la voz y el temple.
Ve de frente, sin nube ni carga.

No te dejes intimidar por tu ego
el desconoce la tristeza de otros:
no ve más lejos que el espejo
siendo el más errático consejero.

Busca con agudeza, si hay un brillo especial
en los ojos de quién besas y tomas su mano.
Siente su probidad cuando se une a tu cuerpo
y verifica si ama tu piel, tanto como tu alma.

La existencia es bella, valiosa y única.
No la ubiques sobre pilares frágiles
no la enceguezcas con frivolidades.
No la oscurezcas, no la endurezcas,
no la desperdicies, no la asesines.
¡Quiérela! ¡Dignifícala! ¡Merécela!
Sánate al pasar la estrella de paz
y que sea esta noche ¡es navidad!

Al son de las campanas
un niño intentará nacer
en el pesebre de tu corazón.
Permítele venir a la tierra
a través de tu mundo interior.

Sé él, en silencio y soledad.
Sé él, en comunión y amor.
Sé él, en confesión y tristeza.
Sé él, en revisión y enmienda.
Sé él, cuando mires y te miren.
Sé él, en todo lo que emprendas.
Y que se quede ahí por siempre.

Cuando la badana de tu cuerpo
vuelva a ser parte de la labranza
¡él ha de elevar radiante tu alma!

Porque…
así lo ignores -o rechaces-
así le cierres en tu pecho
la tibieza de tu nido,
así no creas en nada…
Él, desde siempre y sin fin,
¡te perdona y te ama!


P-Car


8 comentarios:

  1. Bonitas letras para estas fechas y para hacernos ver y sentir que en realidad hablar así, como dice tu protagonista, es acercarse más a Dios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido Rafael, es cierto, ojalá los pensamientos no se queden en letras que nos emocionan pero se olvidan. Por ello el nombre de esta poesía: Vive una eterna Navidad. Mi protagonista, que en este caso soy yo misma, también tiene que recordar cada día sus intenciones para hacerlas acciones. Un gran abrazo amigo, feliz navidad junto a tus seres queridos, que el niño Jesús te acompañe siempre. Besos de luz!!!

      Eliminar
  2. Hermoso!!!!! Un poema pleno de alma, pleno de Dios, si amiga. Feliz leer versos de profunda fe y esperanza...
    Hoy más que nunca demos gracias a Dios por regalo de vida que nos da día a día y bendice nuestros corazones , allí donde Jesús reside en los hombres de buena voluntad .
    Inmenso abrazo!!!!
    ¡Feliz Navidad y Año Nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola hermosa amiga, gracias!!! estoy feliz de recibir tu parecer, es un regalo de cariño y reconocimiento, estoy muy agradecida con el destino de poder contar con tu amistad y que sostengamos una entrega a través de nuestras letras. La mayoría de las personas de conocen por fuera y muy lentamente por dentro, en cambio, los que estamos aquí, escribiendo y leyendo nuestras poesías, nos conocemos primeramente muy adentro y fíjate, pareciera que lo externo ya no es tan importante. ¿No te parece una bonita reflexión? Igual si te viera, me gustaría mucho, pero para darte un fuerte abrazo. Besos de estrellas y luceros amiga querida!!!!

      Eliminar
  3. Felicidades querida amiga, que el próximo año nos permita, seguir recorriendonos con la vista, que volemos montados sobre letras, y reafirmemos esta insipiente conexión, que a pesar de su poco tiempo es profunda.

    Gracias por aparecer en mi vida, por tus comentarios, por tus poesías, por la magia de tus poesías, y por convencerme que muchas veces la distancia no existe.
    Simplemente gracias.

    Te dejo un beso enorme y muchas felicidades querida amiga.

    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, espero que hayas tenido y aún estés teniendo una alegre y cariñosa Navidad, y mejor aún, que vivas una eterna Navidad, en tu corazón y en cada una de tus acciones contigo y con los demás.

      Gracias amigo, por tus palabras, por lo que dejan en mis pensamientos y en mi corazón, que es mucho más que lo escrito. Tus letras son preciosas, y de una u otra forma, como todos los que escribimos, llevan tu esencia. Es bello conocerse así, porque como le escribí antes a Cristina, es conocerse desde adentro hacia afuera y una vez que se conoce un corazón, pareciera que lo externo ya no tiene tanta importancia más que para darse un gran abrazo, especialmente en estas fechas, en que el cariño aflora y busca con mayor énfasis.

      Navidad y año nuevo, son fechas muy especiales Juan, con su magia llegan milagros de amor y unión maravillosos. Claro que estaremos conectados, lo bueno que se comienza no hay motivo para terminarlo, al contrario, es un lazo que hay que reforzarlo día a día.

      Un fuerte abrazo amigo!!!!!!!!!

      Eliminar
  4. bueno bueno bueno que hermosura de Poema Magistral!!!! cuantos sentimientos profundos al cielo, elevas una oración de alabanza, entrega , en eterno agradecer y por siempre por el bello regalo de la vida , que el niño Dios te colme en bendiciones que tú te mereces que siempre Dios te bendiga a ti y tu familia, un fuerte abrazo navideño amiga desde mi brillo del mar , llevas razón eterna navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bea querida!!! Gracias amiga por lo que emana tu corazón hacia mi poesía, hacia mi vida y mi sentir. Yo deseo lo mejor para ti, que se cumpla tu mejor sueño y que mantengas siempre esa sonrisa maravillosa, que es el síntoma de la alegría del alma. Un gran abrazo linda poeta y muchas gracias por compartir mi creación, que no es más ni menos que el íntimo deseo de un mundo mejor, lleno de la luz de Dios.

      Eliminar

Mi cofre de tesoros!