jueves, junio 21, 2018

Último deceso


Tu voz, mil melodías, notas de gracia,
dulce balada, declamando mis agonías.
Tu mirada, surtidor de la bóveda astral,
invaluable infinito, estrellándome el iris.

Cuerpo tuyo, germen de aguas oceánicas:
colinas azuladas, ensoñación de mi espejo
donde sé, todo el misterio ha de acontecer:

el terminal beso, mi último verso,
la última delectación y desvarío,
un solo clamor, acoplado deceso.

Contigo me iré yo -tu dicha-
Conmigo, quedará lo mío -tú-
Sin mí, te esfumarás, sin irte.

Habrá de sumar ocasos el tiempo
para que tu mano llana y sincera
eleve con nostalgia la tierra fecunda
donde será hundida mi última cuna.

Me acompañarán tus notas y sedas
porque a duras penas, supe inventarte  
para que solo tú y el amor me llevaran
y no fuese el olvido, quien me ultimara.

Ay, cuerdo desquicio de mi alma…
¿que cuánto y cómo te he querido?:
lo sabrás cabal cuando inconsolable
me busques en la luna, en el alba,
entre mis mariposas y mis tonadas.

Entonces sí necesitarás expresar
tu sentir y delirios al firmamento
y sin temer a fugaces nimiedades
por fin charlaremos ¡eternidades!

Oh, mi antagónico sueño dorado
impar y más…
¡cómo te seguiré amando! 


P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

lunes, junio 18, 2018

Tenaz e inevitable


Al terminar este día -otro más de mi tenaz e inevitable tiempo del olvido- a la hora del corazón desprovisto, del beso que yace en los labios, del viento frío en la piel ávida, de la lágrima en el vino, del perdón sin palabras, de la poética esperanza y del amor puro guardado en el alma -sí, cuando comienza a oscurecer el cielo- percibo que, igual que ayer e infinitos ayeres, tenaz e inevitable, se me olvida olvidarte.


P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

viernes, junio 15, 2018

Hembra y varón


Hembra de luz y hebras he sido
al quererte con este sentimiento
previo a la declamada conquista
de nuestro fugaz romance eterno.

Tan enamorada y artista he sido
que pincelé mi propio arcoíris
con el tinte pródigo de tus ojos
al ser tú, llovizna de los míos.

Y tuve tantos sueños en sueños contigo
que tuve tus hijos, de nido no concebido
he hice un hogar, sin umbral construido.

Varón bello, de oro y mares hecho,
que ardiente tallaste mis senderos
uniendo tu piel a mi dulce corazón
y mi honda alma, a tu recio pecho.

Que con tu piel de alas de llamas
me estrechaste y elevaste a los cielos
previo a tu ermitaño fugado vuelo:

al inquirir tú, ontología de otros planetas
sobreviví poética, zigzagueando estrellas.

Hombre que has vuelto, no macho basto  
que me has amado grande ¡inmenso!
-intrínseco, frágil, desplumado-
desde la primeriza madrugada
que no opacaste el recuerdo
y alzaste al sol lo vivido.

¡El íntimo planeo cósmico
recién se inicia, amor mío!

Tan hembra yo, cariño, que te convertí, sin tocarte.
Tan varón tú, que sin tocarme, creíste todo perdido.




P-Car






Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet..

lunes, junio 11, 2018

Bosque sin sendas


Sin ti, conmigo.
Sin mí… contigo.
Sin tu vida viviendo
sin tu latido en mi oído
sin tu oleaje en mi morada
sin tu diestra en mi ombligo.

Ay cariño ido, no ido, sufrido
a veces ceñido, a ratos distraído.
De mi tiempo, eres lo perenne
de mi gárrula esencia, lo inédito
de mi sentido, lo bello y clemente.

Sé que no es lo acostumbrado
que sentir así es extraño, pero…
¿qué podría frenar no lo fuese
si el destino es anomalía pura
e inauditos son los incidentes 
que gritan que nada-todo dura?

No, jamás alguien describió esta suerte.
Somos desenlace que no sucumbe al telón  
ni a la senil memoria, ni a la dura muerte.

Ciertamente, tú y yo somos
concepción en virtuoso trance:
novata galaxia entre dos cosmos.

Eso que jamás fue temor o escrúpulo  
de lo que alguna noche de luna rosada
en este mundo, juntos, soñamos soñar.

Y mientras la piel se me desintegra
en este enmarañado bosque sin sendas
mi alma supo, no necesitar otra certeza:

¡que las extrañezas son irrelevantes!
¡que te amo constante y creciente!
¡que no ha habido olvido capaz!  

¡que ya uniremos la unidad!
¡que añorarte es mi verdad!
vehemente ¡cada vez más!



P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

miércoles, junio 06, 2018

Qué importa


Qué importa si lo que veo son aves o ángeles, si ayer fue hoy y hoy es mañana, si está tibio o frío, si uso traje desnudo o rojo. Qué importa si nos hemos hecho entes amorosamente solitarios, que nos movemos de polo a polo, buscando un creíble sentido o seguro rutilante erario.

Sé que me esmero -me esmero, me esmero- por alivianar todo en mi cofre. Ser más afable y reflexiva, muy querible y recordable. Redimir auroras, ocasos, arreboles, primaveras, luceros, esperanzas. Convertir afonías en cítaras, dejar descansar oscuridades y lo que ya descansa.

Blanquear lo no sucedido, llenarme de lo que sí puede ser. Vaciarme de taciturnos vacíos, colmarme de tus ojos repetidos. Atiborrarme de ti, de la vibración de tu amor en mi corazón, de tu savia siempre alzando espuma en mis olas. Saber que el misterio es nuestro, que seguido me nombras, bañarte de esencia, tildar tus horas con coplas.

Desconozco el rizoma de este capítulo. Quizás es que mi árbol creció demasiado rápido y la muerte besó, anticipada y dulce, la dulzura ocre de mis ávidos labios. Pero qué importa, dime, díganme… si estoy muerta de ahínco de amor, de obviar el tiempo o de locura de soñadora poeta.

Extinguida, enamorada o trovadora -nunca deshabitada- la verdad, lo que más importa es haber dejado huella: en la prosa de la vida, en otro ser que llorará por ti y, al menos una vez, cual maravillosa impronta, haber amado con la piel y el alma toda.

Al desdibujarnos, si el cielo lo permite, recordando hechos y rostros amados, sintiendo una mágica voz que repite “te amo” y emocionados contemplando el último ángelus, escúchame, escúchenme… -con un lágrima en cada iris lo digo- verdaderamente ¡es lo único que importa!


P-Car


Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: Erin Graboski.

viernes, junio 01, 2018

Un abrazo tuyo


Cómo puedo ser más precisa
si no hay palabras para contar
esto que me desconoce ¡y rompe!

Y el total silencio un delirio parece
lleno de egoístas molicies ¡infértiles!

He llegado a un sitio sin alias
sin hora, sin historia, sin legado
en que no logro traducir mi alma.

Y en medio de este desconcierto, solo pienso
que quién sabe, un abrazo con sentido
me una… y me haga una de nuevo.

Pero no de esos que saltan por doquier:
no leve, no simplista, no compasivo.

Alucino y pido, muero y resucito
del planeta y discos del mundo
por un abrazo puro
uno de mil poesías
¡un abrazo tuyo!


P-Car





Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

martes, mayo 29, 2018

Fuerte y claro


Nobleza de lo verdadero:
hermoso, simple, natural.
Afluente del corazón
revestimiento del alma
ahondamiento del sentido.

Así es el amor:
Sin temores y dudas
sin negaciones burdas.
Si niegas, no amas
si es burdo, no es amor.

Ahora que te vas
¿qué te puedo decir?
Tal vez un clásico:
“que nadie más como yo te amará”.
Es lo más desesperado
que podría expresar.

Sí, te digo fuerte y claro,
por única vez, a tu mirada ya ida
que habrá una vital distinción
entre otro querer y mi amor.

Extrañando lo nuestro
-como sé lo extrañarás-
a cualquiera que te prendas
en el motín de un millón
¡ninguna será yo!



P-Car





Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

viernes, mayo 25, 2018

Volar a ti


Si yo pudiera, volaría siempre a ti, pero soy humana, no tengo alas. Por ello aprendí a elevarme de una forma emocional y así llegar a tu lado, mirarte a los ojos, contarte de mis días, decirte que te amo con mi vida y luego soñar, ceñida a tu cuerpo y alma, tan solo… creando poesía. La última vez que volví de estar contigo, todas las aves del cielo llegaron a mi ventana y me hicieron llorar y sonreír cuando me suplicaron… les enseñara a escribir. 


P-Car



Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.


sábado, mayo 19, 2018

Hasta el fin del mundo


Así los astros emigren a otro universo
llegue la sombra eterna y el eterno frío
quédate junto a mí, que yo estaré contigo.

Cariño, ya nada será más importante
porque juntos seremos más fuertes
en este sueño hecho realidad
de la mano por siempre.

Sabemos que existir tiene días grises
y lugares sin belleza muy solitarios
donde ambos hemos estado.

Pero ya todo será distinto
porque así debamos luchar,
perder o vencer, reír o llorar
y morir al fin de nuestro tiempo
lo viviremos sin miedo, abrazados.
   
Ya triunfamos en lo más sagrado:
ya nos encontramos, ya nos amamos.

Bajo el cielo, el sol o la luna
conformamos un solo infinito
un solo latido, un solo suspiro
un solo cuerpo, un solo rumbo.

Tú y yo, dos almas, una misma luz
como la estrella más radiante cariño
fundidos en el todo y en uno solo
desde este momento único, este hito
en que con el corazón nos hemos prometido
será… ¡hasta el fin del mundo!



P-Car







Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

jueves, mayo 17, 2018

Último olvido


A este sentir que llevo adentro
lo he lavado con viento y tiempo
le he impuesto vacíos y silencios.

Pero nada conocido lo borra
del lugar donde vierte su vid.
No descubro poder en este mundo
que logre arrancar de su flor la raíz.

Y es que esto que me embarga
-que incorpóreo me ama-
se mezcló tan refinado con mi esencia
que ya no sé dónde nace y termina
mi mirada y su luz
mi cuerpo y su llama
esta locura y mi alma.

Solo pido que Dios me guíe
donde este sentimiento
halle un pacífico fin
sin un solo quejido.

Luego de, en mis brazos,
beberse la cáustica lágrima
adherida al terminal beso
de mi último olvido.



P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: Fidel García.

domingo, mayo 13, 2018

Amor de madre


Si todo se congela a tu alrededor
tu madre te abraza, te brinda calor
suavemente te habla del fuego y del sol.

Si tu cuerpo -o tu espíritu- sienten dolor
tu madre un remedio y un consuelo halla
enjuga tus lágrimas, te acaricia,
te alimenta, te cuida, te sana.

Cuando todo te decepciona en el mundo
tu madre, con su mirada, crea un rayo de luz
ilumina tu camino, te habla de la esperanza.

Nunca te sientas en soledad
todos en esta gran humanidad  
somos hijos de alguien:
Todos y cada uno nacimos
del corazón o del vientre de una mujer
a quien llamamos madre.

Madre del nido, madre de sangre,
madre de la vida, madre madre…
quien infinitamente te quiere y está contigo
en esta tierra, si tienes la dicha que aún vive
o desde el cielo, si es que ella ya es un ángel.

Si quieres que hoy ella sonría
ahora mismo, en este instante
abrígala con tus dos brazos
-o con la fuerza de tu alma-
y nada más dile que la amas.

Eso que parece tan fácil y tan pequeño
es su mejor obsequio y mayor felicidad.
Dios ya le regaló algo incalculable:
la incondicionalidad de su amor
junto a la fortuna de ser madre.


P-Car













Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.


sábado, mayo 12, 2018

Nunca te pediré


Nunca te pediré que me quieras. Toda vez que dices quererme, quiero saber y sentir que es tan espontáneo como cierto y no dudar si me estás complaciendo. Más no dudes de lo que yo siento y que te lo repetiré sin cansancio, sin más afán que verte feliz y regocijarme con la luz que resplandece en tu mirada, cuando expreso que te amo.

Jamás te exigiré me seas fiel, no comprendo tales demandas. Ser leal es algo íntimo de cada quien. Si tu piel llegase a mezclarse con otra piel, violarías lo que dices sentir y en el lecho de la clandestinidad, solo has de revolcar la desnudez de tu consciencia. Tal vez yo no lo sepa, pero tú lo sabrás siempre.

Motivo que me quiero y respeto, no está en mí pedir que me quieras y respetes. El milagro de aquello es recibirlo, con flores transparentes a raudales en los arcos de la tierra y del agua, del nido, de las sábanas y… ¡del alma!

Pero si algún día dejas de amarme y te vas, no te retendré, no te rogaré, no te haré sentir culpa, así la tristeza me quiebre. No se trata de algún capricho u orgullo, es probidad con la propia estima y con un sentido profundo del amor y de la vida. Si estás conmigo, necesito sentir que es por amor y no por otro motivo. Amar es algo inmenso, que debe superar reglas, provechos, egoísmos y exigencias. Amar y ser amado es una energía iluminadora que nos debe regalar tranquilidad, dicha y plenitud. Sentir que verdaderamente amamos y sabernos bien amados, es lo que nos levanta y eleva del abismo al cielo.

Más nunca vaciles en mi cariño ni te confundas con lo que digo, que no pedir no significa no soñar. Con mi ser completo sueño con la honradez y entereza de tu amor, de igual forma como siempre te amo y amaré: con mi dermis, torrentes y huesos, con mi existencia y pensamientos… e íntegro ¡con mi espíritu eterno!



P-Car



Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

martes, mayo 08, 2018

Qué sería


¿Qué sería de tus pasos
sin los vestigios de mi luz?

¿Cómo sobreviviría tu piel
sin las marcas de mis manos?

¿Que sería de tu oscuridad
sin la sujeción de mi sombra?

¿Cómo serían los albas más pálidos y fríos… 
sin la evocación de nuestros cuerpos unidos?

Y es que a veces medito…
qué sería de nuestro destino
sin nuestra historia devanada
entre los paréntesis del tiempo,
revelada en un manojo de versos o
en lo más profundo de un suspiro.

Fuera del loco mundo, corazón,
dime una sola vez, sin temor:
¿qué sería hoy de tu vida y alma
sin la eterna huella de mi amor?



P-Car





Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.


jueves, mayo 03, 2018

Lejanías cercanas


Fieros vientos azotaron las ciudades
la furia borró nieves y prados.
La esfera toda fue remecida
por los reptiles del pecado.

No olvido que mi angustia era
en qué distancia tú estabas
mientras la tierra se desplomaba.

Desperté de aquel sueño deplorable
queriendo resucitar en el alba.
El tiempo volvió a ser pensamiento
y pensarte volvió a ser lo eterno.

¿Por qué... (¡por qué!)
estoy sola, tan lejos de tu cobijo
y tú, remoto, tan lejos de mi alma?

Sí amor, nos hemos hecho
-ya sin el juicio de las miradas-
cercanos en la sandez y el autismo.

Mientras afuera el planeta
realmente se liquida, desquiciado,
y el anima mundi llora y llora
-lágrimas del color de mi vida-
la mortandad del amor en el mundo
sin poder hacer nada.


P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.


sábado, abril 28, 2018

Brisa


Si no eres tú… ¿qué cosa eres?
leve espesura que ciñe mi torso.

Brisa que pausada y silenciosa
entra, reposa, se adhiere, y pía,
en una frágil rama de mi pecho.

Corriente que a veces enfurece
provocando negras tormentas
que caen raudas por mis ojos.

¿Quién eres? ¿Qué hurgas?
¿Eres el amor que no conduce?
¿El sentimiento que nada urde?
Lo que cuando pienso eres la vida
me entero que eres casi la muerte.

Yo soy permeable
yo soy bondadosa.

Soy como un ave
que mutilaron sus alas
volando siempre hacia el infinito
con nada más que el alma en su alma.

Entra y quédate… pero confiésate:
si no traes de vuelta mis plumas
si no eres la promesa buscada
si no eres altar o ventana
dime…
¿Eres el amor más solitario o
la tristeza que nunca acaba?



P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: Fidel García.