viernes, enero 24, 2020

Mil por mil veces


Durante las excesivas evocaciones
del resto de un decolorado calendario
no me pienses en el terruño de mi origen 
ni bajo la llanura donde será mi descanso.

No me imagines solitaria
no me presumas apenada.
Piénsame soleada, sonriente,
genial, vital, llena de gracia:
¡recuérdame de ti enamorada!

Yo no he de imaginarte ausente, inmutable.
No te repasaré tosco, hiriente, frío y callado.

Bizarra, de naturaleza te supondré desnudo
y así… entonces… te recordaré mil veces
y otras mil… y mil por mil veces más
con tu esencia diciéndome ¡te amo!

Y es que ya nada más importa
que de espíritu, ánimo y garbo
sabernos níveos, divinos, llanos.

Más aún que ayer y hoy -no sé si mañana-
sonando cual seductora danza de retazos  
de la pertinente y encantadora muerte
ya escuchamos sus puntiagudos pasos.

Me iré en un beso, en mi cruz, en algún llanto.
Me iré en un verso, en mi luz, en algún canto.

Como sea que Dios decida
me iré sin escándalo, y tú
no tendrás que enterarte.
De otros será el privilegio
el primer dolor de mi viaje.

Solo debes incorporar que con énfasis
he de evocarte en mi ulterior instante.

Y es que a donde sea que vuele
firme ubicaré mi estandarte
y coherente con lo que fui
- predilecto en mi espíritu -
por intuición, recelo y deleite del alma
en lo único eterno de mí…
amor… he de cuidarte.
.
.
.
P-Car





Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: Adam Martinakis

viernes, enero 10, 2020

Vital muerte


No sé qué me da por imaginar tu existencia.
La rutina de tus horas…, sin mí rutinarias.

Imaginarte muy solo y solitarias todas tus cosas.
Fría tu cama, insípido tu alimento, gris tu ropa.

Es como un sutil pecado, o un dardo no letal
que añoro se clave en el centro de tu corazón.

A veces me culpo por pensar así y delirar lo peor.
Me contemplo al espejo y chillo ¡esto no es amor!

Debe ser mi dolor el que emana este veneno a mi mente.
Debe ser mi propia soledad y tristeza que estiro hasta ti.

O será el sueño muerto que nos ha de penar de por vida
cual espectro entre dos almas que debieran estar atadas?

Nos amamos como adolescentes descubriendo la pasión
nos abandonamos como adultos orgullosos e indolentes
nos intentamos olvidar como…
¡Cariño!… ¡ya no sé cómo!

Solo sé que si no estás conmigo
no quiero que estés con nadie.

Que si no eres feliz a mi lado
no lo seas en ningún lugar.

Que si no enclavas y gozas mi cuerpo
no halles igual piel, para igual desear.

Soy egoísta, lo sé. No lo niego.
Te amé y te amo así, sin fin y
no sé otra manera de hacerlo.

Perdóname aunque yo jamás lo haga.
Antes de ti nunca fui terca y nefasta.
Me perfeccionaste diva y ¡muy mala!

Destinada a quererte de esta manera quedé
ignorante de que en tu mirada moraba
-me aguardaba y hallaría inocente-
a la vez de mi felicidad y plenitud
…mi irreversible vital muerte.

Tú lo sabías, fui una nueva víctima.
Pero como nadie es tan invencible
lo que nunca siquiera sospechaste 
fue que me poseerías y adorarías
¡exactamente como me amaste!

Ahora tú dime, sin presunciones
¡cómo querrías fuesen mis días!
…¿Y mis inaccesibles noches?
.
.
.

P-Car





Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet


POESÍA PRESENTADA AL XIII CONCURSO LITERARIO INTERNACIONAL "ÁNGEL GANIVET" 2019 (FINLANDIA)


viernes, enero 03, 2020

Locura de amor


Cuando comencé a ser tuya
debí sentir brisa de tumbas.
¿Cómo fue… -pregunto al delirio-
que con cada unión de cuerpos
en mí se engendraba
una ciega agonía?

Si mi corazón gozaba de tanta alegría
que de radiante se hizo estrella
sin siquiera imaginar que sus puntas
una a una, desangrarían mi alma.

A veces me extravío en la inconsistencia:
sé que el adorarte ha suscrito mi muerte
pero el no quererte ¡tampoco era la vida!
Y trato de olvidar para de amor no morir
pero agonizo, al olvidarme un poco de ti.

Al ignorar cómo de este fatigado caer salir
creo que solo tú puedes en mi auxilio venir.
Porque como si todo esto fuese insuficiente,
¡tú también me amaste! - Lo sabes. Lo sé -

Callo. Mejor a mí ven…
y regálame un último beso
el más dulce y mortífero a la vez.
Ese que me lleve a un contiguo infierno
donde se quite con horror mi entelequia
hasta llegar a merecer un rincón de cielo.

Seré perdonada, confío en aquello
solo es una cuestión de tiempo
y de volcarme a la impavidez
con que nací y fui revestida.

La inmensidad bien sabe que
nadie al iniciar un bello fuego
piensa en póstumas cenizas.
O que quien reviva en tus ojos
vislumbre un extraño suicidio.
O que al estar bajo tus caderas,
ningún ser con corazón y venas
piensa en lesiones sangrientas.
Y mi autenticidad, Dios la conoce.

Ya cédeme todas tus pócimas
que si lo haces de inmediato
a desaparecer estoy dispuesta
y así aceleres el siniestro viaje.

O tal vez ¡oh, tal vez! tal vez…
amándome como nos amábamos
el brío de tu cuerpo me desconcierte
y mi agua sexual, cristalina te sacie
y luego nos quedemos mirándonos:
puros, rústicos, amnésicos, perplejos.

Entonces allí, nada más expire y vuele
el sufrimiento, el silencio y el tiempo
al modularme tú, un creíble “te amo”
y yo, aún más que en ningún ayer
forajida, enamorada e inconsciente
abrazada por tu amor de cuentos
¡enloquezca de amor con creces!
.
.
.
P-Car






Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: Adam Martinakis

martes, diciembre 31, 2019

Año nuevo 2020



Queridas amigas y queridos amigos: deseo que este final e inicio de ciclo, sea un lindo momento de alegría y en algún instante no olvidarnos de tener una honesta reflexión con nuestra alma. Y es que es maravilloso proponerse mejorar aquello que no hicimos tan bien y comprometernos a ser cada día mejores personas. Es el mejor obsequio que podemos dar y darnos. Solo así se construyen relaciones más sinceras, profundas y sanas, partiendo por la relación que tenemos con nosotros mismos. Un abrazo cálido, lleno de cariño y los mejores deseos para un renovado período, placentero, lúcido, amoroso y siempre virtuoso en el valioso camino de sus vidas. Paty Carvajal.

lunes, diciembre 23, 2019

Navidad 2019


El amor es un regalo que no te endeuda, al contrario, te enriquece. La talla del amor es elástica, siempre le queda bien a quien lo recibe. El amor no pasa de moda ni se añeja. La garantía del amor se entrega en una mirada clara y sincera. Regalemos amor al pensar, al hablar, al actuar. El amor ennoblece, convierte, sana y alegra a quien lo da y a quien lo recibe. Navidad es un precioso momento para reflexionar y expandir aún más el corazón. Que la misma estrella que iluminó el nacimiento de Jesús, ilumine sus almas el resto de sus vidas. FELIZ Y BELLA NAVIDAD QUERIDAS AMIGAS Y QUERIDOS AMIGOS!!! Les envío un abrazo lleno de amor a todos y cada uno. Los tengo en mi corazón, siempre.

sábado, diciembre 21, 2019

Ahora, no mañana


Están tan lejos y tan ocupados
que mi voz criatura no los alcanza.

La soledad y el quebranto
aumentan la lluvia y mi llanto.
Moja demasiado hasta enfermar más
mi organismo, mi tristeza y mi espanto.

¿Dónde están mis días y noches de lisonja?
¿Cuándo el silencio desplazó a la charla?
¿Por qué los grises destruyeron el rosa?

Creo que se los llevó algo a alguien rematado
que puede haber sido el viento, o el tiempo
o ambos juntos, cómplices descarnados.

Y los de mi sangre, continúan tan distantes
que mi voz disipada de angustias desveladas
cada vez menos voz, cada vez más anegada
ni a uno… logra advertir lo que pasa.

Y es que todo aquí huele a muerte:
mi pañuelo, la luz tenue, mi almohada,
mis manos ajadas, mi cabello plata,
si hasta mi rosario huele a flor rancia.

Quiero decirles, quiero en mí sus miradas, quiero…
decirles que los quiero; quiero, quiero, quiero…
es muy importante, para mi alma lo es…
para ellos, creo que sí, menos tal vez…

Es mi hora, ahora, no mañana.
Lo sé.
.
.
.

P-Car




Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

POESÍA PRESENTADA AL 6º CONCURSO LITERARIO NACIONAL DE ADULTOS MAYORES "LÍNEAS DE VIDA" 2019 (CHILE)

viernes, diciembre 13, 2019

Danza poética


Fui tuya
como las hojas ocres
que aún conservan visos rojos en sus venas
y se dejan elevar por una inusual racha tibia
cual hipnótica danza poética
en medio de un decadente hondo otoño
hacia la elevación del sol más luminoso
que algún invierno tuvo jamás.

Tuya fui, sí.
Cómo ignorarlo
cómo olvidarlo
cómo borrarlo.

Mi alma invoca.
Mi alma extraña.
Mi alma solloza.

Mi alma en pena
con durísima tristeza
en astros dejó de creer.

Mi sentimental esencia
ya gris, ya quieta, ya seca
aún ama y se deja abrazar
por quien simulaste ser.

Mi espíritu se ha de ir
y marchará al más allá
escuchando ese corazón fantasma
entre sus brazos de miel.

De razón y fe
de corazón y piel
fui tan volátil
fui tan ilusa
fui tan tuya.
¿Tú? ¡jamás!
Ya bien lo sé.

Ansío y me brindo a otro
que tú, personaje de hielo,
más largo que un invierno
más amplio que una loca ventisca
más allá del fin de una melodía
nunca jamás lograrás ser.
.
.
.
P-Car






Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, diciembre 06, 2019

Por la ruta del aire


Tú y yo…
en pocas estaciones
nos desconoceremos del todo.

Pasarán un par de festividades
para que comience a esforzarme
por hallar en mi memoria tu rostro.

Me extrañará no recordar nítidamente
tu voz, tu risa, tu índole, tu prestancia.

Lo que nunca se borrará
es lo que sobrevino conmigo
en las fugaces horas de la pasión
en el esplendente ciclo del amor y
en el extenso tiempo de la expiación.

Artesano de mi corazón
jardinero de mis entrañas
pasajero fugaz y feroz de mi vida:
aquí quedaron semillas y flores,
rocíos, brisas y soles… no.

Daba lo mismo tu contrariedad y tu lastre
daba igual de donde viniste y a donde ibas
incluso lo más trascendente para mi alma:
si de verdad, de cero a infinito me amaste,
al concluir este siglo, será solo un detalle.

Después de tanto, de poco y de nada
subiremos ambos por la ruta del aire
sin una mísera razón que nos imante.

Te deseo lo grato, te deseo lo mejor,
te deseo olvidarme como lo hago yo:
sin conflictos, sin penas, sin rencor.

Te deseo un gran ascenso y maravilloso viaje.
Con mi alma, deseo en ti, la mirada de Dios.

Cada quien con su pecado.
Cada quien con su oración.
Será como cuando nacimos
en que no nos conocíamos…

¿O sí...?
.
.
.
P-Car






Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

jueves, noviembre 28, 2019

Avanzar


Camino sin caminar
Respiro sin respirar.
Avanzo sin avanzar.

Soy como una flor melancólica
que por sus raíces ya nada bebe
ni el aguacero hidrata sus hojas.
Como si fue en el limbo de tus labios
Como si, con el paraíso de tus manos.

Pero igualmente, sin un afán concreto
en esta inercia con sabor a calamidad
doy pasos, jadeo y… continúo
si a este peregrinaje desértico
se le puede llamar…
avanzar.
A la muerte, claro, ¿a dónde más?

Acaso esto
es como una gran ironía
si sucumbo un poco cada hora  
y en la eterna noche se duplica mi agonía.
Tanto así, que al perecer del todo,
ni siquiera me he de enterar.
Ni el mundo tampoco.

Y luego de, en la vida,
la mortandad conocer en exceso
el unir por fin nuestras almas
será la garúa y el aguacero
que tanto me faltaba.

Y creo que allí entenderé que, 
cuando menos fe sentía
siempre hacia ti…
avanzaba.

Y esfumada, ¡a tu esencia adherida!
sintiéndome más vital que concluida
-del jardín celestial, la más bella rosa-
confío que haré entendimiento
lo que por ahí llaman:
el sentido de la congoja
el sentido de la lenta espera
el sentido… de todas las cosas.
.
.
.

P-Car




Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: Dimitra Milan

viernes, noviembre 22, 2019

Para bien o para mal


Aún…
cuando es tarde y noche al unísono
las gaviotas flemáticas cruzan el cielo
y las olas mecen baladas sobre el océano…

y todo pasa en silencio estremecedor
e incluso mi corazón late a medias
para no molestar a mi espíritu
que incauto te fantasea…

Aún cuando lo absoluto  
pareciera querer decirme algo
mientras yo no acabo de entender
cómo fue que te concebí tan eterno
si en el calendario me amaste menos
que lo que se adora una flor esplendorosa
antes que se desmayen sus abatidos pétalos.

Que todo así acaezca
que no me deje este delirio
que vaya hacia el horizonte por el mar
como queriendo lo inalcanzable alcanzar
y allí, me aflore una novicia inocencia…
mientras mi alma crea un verso al andar.

Menos que a tu deleznable amor perecedero
menos que a tu perfidia y silencio
menos aún… mucho menos…
consigo entenderlo.

Cual consuelo, al despertar
me reconforto concluyendo que
en un día sucede un solo atardecer
y que -para bien o para mal-
la de todos, la tuya, la mía
¡la vida tiene un final también!
.
.
.

P-Car






Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, noviembre 15, 2019

Te pienso


Te pienso, como lo más preciado que podemos desear, a la vez de, como lo que no se ha tener jamás. Aquello que, hace una montaña de horas inertes y apiladas, vivimos cual sueño hecho realidad y que en aquel entonces fue, camino y cobijo, albedrío y guarida, bosque y arena, nubes y estrellas, ritmo y quietud, agua y sed, pero… que ya no lo es.

Sin embargo, te ambiciono, te alucino y te quiero, como si todo hubiese sucedido ayer, como si el sueño pudiese repetirse, como si en cualquier instante fuésemos a darnos la mano y ya fusionados de piel, procrear un nuevo principio que borre en una caricia y un suspiro, la pena de esta indestructible distancia.

Y ya unidos, como la vida es la vida, símiles dolencias padecer, igual angustia sufrir y las mismas lágrimas beber, pero juntos. Con nuestras risas, lapidar la rutina, con nuestros cuerpos, reverdecer cada mañana y sintiéndonos cómplices y de paz plenos, medio locos -de amor y de verdad- el mismo habitable arcoíris distinguir, en el de siempre inaccesible horizonte, al final de nuestro robado inmenso mar.

Una porción limitada de mí sabe muy bien que nada de todo aquello volverá, pero existe otra parte eterna -infalible, incansable, llena de excéntrica fe y desquiciadas esperanzas- que te piensa como si fueses sensible, viable, perceptivo, alcanzable, y como… (¡ay… qué elevación la mía!) como si tú también me pensaras… cada amanecer, cada hora, cada anochecer, cada ínfimo instante, de la misma imposible pero extraordinaria manera que te pienso yo, cada amanecer, cada hora, cada anochecer, cada ínfimo instante… en un presente liado al ayer, no por la iracunda y menuda mente, sino por nuestra ilustrada, grandiosa e infinita alma.

Cariño… sé que lo mío para lo trivial es un total dislate, pero debo confesar que, un millón de veces más, prefiero que me apunten diciendo que padezco de necedad, ceguera o delirio incurable, que vivir y morir… sin que, de esta forma etérea a la vez de plena, tú me acompañes de la forma que sea, cada día y cada noche, en mi cósmica existencia!
.
.
.
P-Car


Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, noviembre 08, 2019

Lo imperecedero


Oh… me llegó la hora por fin…
de ornamentar mi lugar en ti.
Antes me imaginaba a tu lado
siempre sostenida de tu mano
y despertando en tus brazos.

Esos episodios sucedieron pero
como el tiempo en las olas
-grandiosas, bellas, rápidas-
…transitorios terminaron!

Y pensar que, por tus ojos y amor,
por tu sonrisa, tu apego y pasión
fue que aprendí a…
soñar y soñar con lo eterno
como una princesa a su príncipe
como una sirena al horizonte
como un lucero al firmamento.

Hoy sé que esos candorosos anhelos
con una cualidad diferente
realidad se hicieron.

Porque sé que aparezco en tu pensamiento
y apareceré mientras puedas tú pensar.

Porque sé que permanezco en tu corazón
y lo estaré mientras sustentes sus latidos.

Porque, sin la maestría de estar adherida,
sé que desciendo por cada bisel de tu silueta
y lo haré, mientras la existencia te de vida.

Y cuando lo palmario en ti desaparezca
y, así como la nívea espuma en la playa,
tu piel y esqueleto se desintegren…
seguiré a la gran migración contigo
en tu amada infinita alma.

No te ofusques por el aquí y el ahora.
No sufras por el cuándo y el por qué.
Serénate ante lo sacro e imperecedero.
Dale hondura y sentido a tus suspiros.
Todo estuvo, está y estará bien cariño!
.
.
.

P-Car





Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet