sábado, febrero 16, 2019

Eclipse


Acércate esta vez
tenme en tus ojos
tenme en tus manos
tenme en tus caderas.

A pesar de ya no amarte,
de que ya no me quieras:
tengámonos con otra fe.

Hazlo un sol, una luna,
y en el viso de su eclipse,
bajo millares de estrellas
una noche entera, eterna.

Tal vez nos sorprendamos
cuando al detonar el alba
un sentimiento aletee…
en todas las ventanas.

Y en el corazón suave coree…
y lento se pose en el alma…
del amor, el primor alado
de la más, más, más…
sublime esperanza.

Acércate ahora, ven
y esta vez, solo quizás
sea por siempre, mi bien.



P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: Dimitra Milan.

viernes, febrero 15, 2019

Poco a poco


Cuando sientas que alguien  
hizo mil pedazos tu corazón
únelo y arrúllalo poco a poco
que cuidándolo lento, sanará.

Cuando te iluminen otros ojos
y te enamores aún más, sonreirás
porque sabrás que realmente roto,
hecho añicos… ¡no estuvo jamás!



P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

jueves, febrero 14, 2019

Amiga, hoy te contaré


Amiga, hoy te contaré de mi historia. ¿Sabes?... rápidamente sentí que estaba enamorada, pero… ¿quieres saber en qué momento supe que como a nadie lo amaba? Te costará entenderlo, pero estuve segura cuando él conmigo ya no estaba e hice un oscuro listado de desacuerdos, omisiones, artimañas y soledades, todo con el fin de -por fin- olvidarlo. Te sonará familiar esto.

Al repasar muchas veces la lista, desde mi inteligencia decidí que no debíamos intentar convivir, pero al mismo tiempo, supe que mi amor era enorme y profundo porque superaba todo: su actuar, sus vacilaciones, su norte, incluso mi estricto interés de tenerlo a mi lado para que dedicara su vida a mí y siempre me hiciera muy feliz. Repetido principesco cuento.

A pesar de lo vulnerable, egoísta, decadente y terriblemente subjetivo de cada uno, lo seguí amando… tal cual él, pero ya despejada de retrógrados sueños, sin vestirlo con un traje azul, sin la ansiedad de su inmutable atención y… sin una gota de ilusión. Al ritmo que debían, se fueron la rabia y la decepción, la infelicidad y el dolor, y tan solo, puro e inquebrantable, sin ningún escenario inventado, se instauró el amor.

Amiga mía, desde el develamiento de esta nueva vibración, así lo he amado, tal vez de una forma inusitada, pero claramente sustentable para mi alma. Lo amo de una forma no desesperada, de una forma inmensa que parece no tener caducidad, de una forma cósmica que me hace volar, de una forma poética que de emoción me enloquece. De una forma que no me ata, maltrata ni obsesiona, porque sencillamente… es libre, auténtica, autónoma. Tal vez única, con lo que no quiero decir que sea idílica ni óptima. Nada lo es.

Comprendí que amar no es cuestión de fórmulas, de apariencias, de conveniencias ni tampoco de una búsqueda frenética del hombre ideal. Amar es conectarte con tu centro -con la verdad- y sin juicio, culpas o defensas, sentir y aceptar que amas. Al ser auténtica, realizas un acto simple a la vez de inmenso, logrando contigo una comunión mágica, que es armoniosa y se funde con el universo. Créeme que es así.

Entonces entendí que el crecimiento y la plenitud radican, desde un abanico de aspectos propios de esta densidad, en ese contacto sincero y que a pesar de no estar pegada a la piel de tu grandioso amor todo el tiempo, sientes que la verdad se reveló en tu interior y sin parar explota en tus emociones y resalta el rojo de tus venas. Te sientes vital.

Comprendí que las personas pueden irse por mil razones que no son para herir a nadie y que la tuya, la mía y la vida de todos puede terminar en cualquier instante. Que lo mínimo con lo que podemos honrar la existencia es con honestidad, partiendo con nuestra propia elegida versión de seres espirituales privilegiados, que hemos venido a experimentar una historia en la tierra. Es asunto de cada uno, hacerla grande o pequeña.  

Luego de este despertar, sientes el sol distinto, ves las estrellas de otra manera, te abres al hoy, te entregas a este devenir impredecible y te nace, sin condiciones ni expectativas, hacer cosas buenas. Deseas amar todo, lo diminuto y lo grande, lo invisible y lo tangible, lo que te ama o no te ama. Da igual.

Y es que, amiga mía, el amor florece en tu ser, de la cabeza a los pies, de tu mente a tu alma, de tu muerte a tu renacer. Cambias temor por amor, te transformas, te llenas de luz, te llenas de ti misma y del todo. Y ese maestro… que tanto te mostró, está ahí, contigo: te contempla, te abraza, te habla, te cuida, te quiere, te admira… y tú sabes que estará hasta cuando deba estar: quizás se esfume o tal vez, lo lleves a la infinidad. Ya no hay resistencias, desaparecen las listas, no juzgas y te permites fluir, vivir con honestidad, abrazando y compadeciendo la natural humana fragilidad que conlleva, el tránsito en esta galaxia.

Amiga querida: amar a una persona o al universo, un jardín o el cielo, es algo sagrado, un regalo de la fuente y tal vez, la única explicación por la que bajamos a este plano. Es beneficioso meditarlo y liberarnos de tradiciones y códigos rígidos, junto a interpretaciones limitantes. Cada persona o cosa que amas -o te ame- es un maestro que te lleva al entendimiento, al agradecimiento, a la empatía, a la compasión y al perdón. También tú, eres maestro de innumerables almas.

Amar el amor, es lo mejor de la creación: ámate, ama y sigue amando todo lo que quieras a quien quieras. Hazlo… sin alterar el rumbo y el aprendizaje de nadie, hazlo… resonando en paz a cada instante. Guíate por los latidos de tu corazón y por las emociones que te llegan sin una orden de la razón. No te apures que el reloj es un invento perecedero, exprime lo mejor de tu experiencia, sé consciente y respeta. Sé feliz amando, sé libre sintiéndolo, sé generosa al ilustrarlo, sé prudente al reservarlo, sé grande al confiarlo, sé sublime al concederlo.

Y recuerda cada amanecer que cuando termine tu trayecto en la tierra, lo único que te llevarás es el amor. No esos amores superfluos, no el que despiertan los bienes y la riqueza, no ese que acalora y enfría el caprichoso cuerpo. Será aquel que cultivaste y cuidaste con calma, en tu viaje y tu alma. Eso, incorpóreo y sin precio, es lo que da luz, auge y sentido a tu actual y siguiente existencia. El amor lo es todo y amar a una sola persona o al universo, si es puro y sincero, ni mejor ni peor… ¡es amor!

Amiga hermosa: sí, demasiado rápido… supe que estaba demasiado enamorada, pero ahora ya sabes en qué momento realmente supe que lo amaba. Y ahora que tú ya lo sabes, en este instante yo… ¡aún más lo sé!

Oh, algo importante me falta: no me creas nada, duda de todo esto, porque lo único que te dará la certeza de lo descrito es vivirlo. Chao amiga, hasta pronto, hasta siempre, espero que pronto de ti me cuentes. Ya sabes, soy yo, tu romántica amiga, quizás un poco diferente, pero nunca jamás dudes, que de verdad… ¡te quiere!


P-Car



Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.


Justo al revés


¿Sabes qué tiene mi alma?
un buen trozo de niñez
un pedacito de pastel
una dosis de verano
media copa de tinto
chispas de letras y
…una pizca de ti.

O quizás, no recuerdo muy bien,
es todo igual, pero justo al revés.



P-Car










Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.


Vida vs vidas


No es fácil dimensionar que viviré toda una vida
mas difícil aún es, aceptar que viviré demasiadas.
Es como soltar al cielo un querido lucero
para adoptar millares de tiernas estrellas.

Tocada, empecinada y aferrada yo
que amo tanto este y otro corazón.

Lo más angustioso es no saber
si en otro sitio y momento
tendré el mismo júbilo
de hallarlo de nuevo
y me ame otra vez.



P-Car







Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: Dimitra Milan.

martes, febrero 12, 2019

Así como gira la tierra


Así como gira la tierra
en un acto de amor sin igual
con un movimiento necesario que no percibo
sin el cual yo aquí no estaría, caería
así creo -solo creo- yo lo creo
que tú me sostienes querido
sin entender pero con brío.

Y es que
así no me extiendas tus brazos
ni vientre a vientre menees mi mar 
nada más que con tu rotatoria existencia
sin saber, tan solo por ser, mantienes
valiosa, sagaz y aferrada
mi alma a mi piel.


P-Car





Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

lunes, febrero 11, 2019

En la cima


No cariño, no te había dejado
por unas horas necesité subir
a la cima de la montaña más alta.

La noche entera vi
la ciudad silente, dormida
y sobre ella, el cielo estrellado.

En la cima comprendí
que mi amor no puede ser mayor a la inmensidad
pero si…
que su alcance es descomunal.

Y es que estando a solas allí
idolatré todo aquello
y a ti…
aún más.


P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

sábado, febrero 09, 2019

Cómo quisiera


Amor, solo si Dios decide
que partas antes que yo
cómo quisiera
que cuando todo vaya quedando atrás…

…como los álamos y los pinos
en los veloces caminos,
como el viento celoso
en ciudades despobladas
o como pájaros sobre ruinas
volando despavoridos a la luna…

…no sabes cómo añoro
que cuando el mundo se nuble
desde tus preciosos cansados ojos
y como esas formas y esos tonos
te desdibujes poco a poco…

…ay… ¡cómo quisiera yo!
que en ese bendito trance
al posar tu mano en tu corazón
sintieras -veneraras-
con una plácida convicción
cómo y cuánto siempre te he amado
y que eso mi amor querido
te lo lleves a la eternidad contigo
colmado de profusión y de paz.

No obstante
se me desuela el alma
de tan solo imaginar
que tú partas antes
mi único halo de paz es que…
¡ya lo sabes!




P-Car


Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

martes, febrero 05, 2019

¿Respirar o suspirar?


Respiro hondo, me conecto, soy universo.
Pero tú… irrumpes en mi pensamiento
entonces todo sucumbe. Y soy solo ego.

Allí, sin gestionar un solo movimiento
te culpo y te extraño,
te detesto y te amo.
Creo que no debe ser así
creo que debo superarlo.

O…
tal vez sería más cómodo y natural si
así como he de morir cuando muera
nada más te ame mientras te amo
y no te olvide antes de olvidarte.

Pero queriendo ser espiritual
le insisto a mi esencia toda
y me enfoco en mi alma.
Ardua y luenga tarea esta si
mi alma está abarrotada de ti.

¿Me alcanzará esta vida?
¿Será capaz mi voluntad?
¡Persistiré!...¿Persistiré?

Tal vez muera en el intento
y mueras en mí, conmigo
y por tenerte en mi luz iluminado
te lleve salvado
a la vida de los buenos muertos
al acaecer el más claro amanecer
y dormirse la noche de los tiempos.

Bueno, ya ahora bien me resuena
que no hay nada más espiritual
que amarte de esta manera.
¡Al diablo con respirar!

Sí con suspirar porque:
te seguiré culpando,
te seguiré extrañando,
te seguiré detestando y…
¡amándote sin término!


P-Car



Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

miércoles, enero 30, 2019

Entre súplicas y rosas blancas


Entre el ayer y el mañana
entre este instante y la nada
entre el éxito y la equivocación
entre creencias y carencias
entre seres que van y vienen
existe algo
que se entromete en mis pliegues
que se infiltra en mis fantasías
que se asila en mi instinto
y misteriosamente…
suplica a mi espíritu.

Ese algo es alguien
que tiene un nombre
y le late un corazón.

Y cuando el universo conspira noches
y mi respiración es ruido de la calma
la lluvia de espadas
que veloz venía a mutilar mi verso
se convierte en lentas rosas
que contienen la memoria de mi cuerpo
y me hacen el amor
desde mi centro a mi fuego
desde mi fuego a mi centro
y entre lágrimas y pétalos
explota una emoción sin fin
con una dimensión sin término.

En esas infinitudes
omito mi sendero
reniego lo correcto
me olvido de quien soy.
Me olvido de tu adiós
me olvido de tu olvido
me olvido que morimos.

Soy feliz y vivo
soy alma y amo
soy libre y sigo.

Pero como infalible y sin miedo
he de irme alguna vez
pido que una de esas espadas
-una sola de ellas-
olvide convertirse en rosa
y en la culminación de mi trance
desangre con mordacidad mi sangre.

Amor, te suplico…
entre estas bellas rosas blancas
¡nunca dejes de suplicarme!




P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: Dimitra Milan.

sábado, enero 12, 2019

La suma de todos los miedos


Sin conocerte esta vida era…
tan solo la vida.
Antes de amarte mi alma era…
nada más que otra alma.

Hoy…
mi vida te extraña
y mi alma te adora
cada alba, cada sueño,
cada presagio, cada hora.

Es un hecho que hay hechos 
que logran cortar la existencia.
En mi senda fuiste tú -solo tú-
quien hizo una honda brecha.

¿Qué sucedió con nosotros?
La respuesta son los miedos:
miedo a decir lo nunca dicho
miedo a vivir lo jamás vivido
miedo a soltar lo ya conocido
miedo a perder la sonsa razón
miedo a desangrar el corazón.

¡Qué locura! ¡Qué horror!
Sin embargo sobrevivimos
irremediablemente paralizados
por la suma de todos los miedos.

Hoy, en que por fin lo comprendo
y que iría a ti para contarte tanto
de mí, del universo, de ambos  
irónicamente tiemblo…
-realmente siento pánico-
de mirar otra vez el fondo de tus ojos
al unísono de percibir y creer mía
la deseable vibración de tus manos.



P-Car





Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

domingo, diciembre 30, 2018

Amor ido, amor mío


Hay atardeceres inertes, de tenebrosos días sin alegría.
Momentos oscuros, en que solo tus ojos me consolarían.
Pero sé que lejos se han ido, contigo,
y tú con ellos, desaparecido.

Al anochecer caen lágrimas lentas de los míos
las de ese llanto mudo que va encorvando el estilo
y que poco a poco, seca la fuente de los sentidos.

Pero luego de esos días y noches tan solitarias,
de hondas penas y punzante dolor en el pecho,
florecen amaneceres en que una extraña calma
inunda mis venas, mi iris y mis horas, querido.

Es la paz justa y necesaria para seguir aquí
respirando, sintiendo y entendiendo la vida.

Para avanzar meditando y contemplar el cielo
y por instantes infinitos, saber con profunda fe
que mientras más avanza el tiempo
más pronto han de abrazarse nuestras almas.

Así lo creo y así será:
amor puro… amor ido…
amor eterno… ¡amor mío!



P-Car

Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.






viernes, diciembre 21, 2018

Espacios robados


Tendida, donada y callada
mi amor por ti, cobra vida.
Será la noche o la soledad larga.
Serán las constelaciones mías.
Será el vacío que tambalea y gira.

No sé, nada sé, solo sé que me vienes
e… ignara y huérfana, me estremeces.
Como pies en la nieve, en mi piel blanca
dejas tus huellas y me hundes tu marca.

No sé cuánto transcurre:
tal vez son instantes, horas,
lo poco que dura un sueño etéreo  
o el incalculable alcance de un infinito.

Activa, ya no eres de mis pensamientos
más de noche, me apego a este desvarío
en que, mitad lúcida, mitad del delirio,
te amo como nunca, te amo con locura.

Pero dime… cariño de alguien y de nadie…
¿cómo prescindir de esos espacios robados?
si derribas mi soledad, floreces mi cuerpo,
y lo único que entonces existe y siento
es un amor espiritual en las entrañas
mientras a las estrellas se eleva
un excitante y dulce
gemir del alma.


P-Car







Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

viernes, diciembre 14, 2018

Te contaré un cuento


Como humana fui
quien tildaba todas tus frases
la que plantaba dos luceros en tus iris
y quien daba forma a la palma de tus manos.

A pesar de ser yo tu elegida
-y tú mi elegido-
algo oscuro ocurrió
algo que llamaría temor.
Y poco a poco cambiamos
y lentamente nos diluimos.

No por cualquier futuro
huimos como huye el agua:
por las fisuras del invierno
por las oquedades del insomnio
por las falsas rayas doradas del ego
y las arcaicas grietas del sufrimiento.

En nuestra buena o mala suerte
sin emoción nos quedamos y
en similares noches de lluvia rancia
nos fuimos, desaparecimos:
morimos solitarios.

No por cualquier pasado
volviste a este mundo
siendo un majestuoso océano  
el que todos contemplan y admiran.
Desde mi metáfora
te vi, renací y pedí ser
una casi inexistente llovizna.

Cada aurora y ocaso
leve, incorpórea y silenciosa
erótica me derramé en tus ondas.

¿Tiene algún sentido para ti este cuento?
Para mí lo tiene -en abundancia y exceso-

Ay, bello existir de mis todas mis existencias
siendo ficciones, siendo reales,
locura o proyecto…
prosa o quimera…
decisión o inercia…
durante las infinitos ciclos que nos restan
tú y yo…
en la luna, en el sol
haremos eternamente el amor.

No importa no entender nada.
Tampoco la forma o el momento.

Destino, presentimiento,
designio, sentido, sueño,
creencia, dharma o karma,
lo único auténtico
que si tiene importancia…
es lo que declama el alma.



P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.