viernes, noviembre 22, 2019

Para bien o para mal


Aún…
cuando es tarde y noche al unísono
las gaviotas flemáticas cruzan el cielo
y las olas mecen baladas sobre el océano…

y todo pasa en silencio estremecedor
e incluso mi corazón late a medias
para no molestar a mi espíritu
que incauto te fantasea…

Aún cuando lo absoluto  
pareciera querer decirme algo
mientras yo no acabo de entender
cómo fue que te concebí tan eterno
si en el calendario me amaste menos
que lo que se adora una flor esplendorosa
antes que se desmayen sus abatidos pétalos.

Que todo así acaezca
que no me deje este delirio
que vaya hacia el horizonte por el mar
como queriendo lo inalcanzable alcanzar
y allí, me aflore una novicia inocencia…
mientras mi alma crea un verso al andar.

Menos que a tu deleznable amor perecedero
menos que a tu perfidia y silencio
menos aún… mucho menos…
consigo entenderlo.

Cual consuelo, al despertar
me reconforto concluyendo que
en un día sucede un solo atardecer
y que -para bien o para mal-
la de todos, la tuya, la mía
¡la vida tiene un final también!
.
.
.

P-Car






Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, noviembre 15, 2019

Te pienso


Te pienso, como lo más preciado que podemos desear, a la vez de, como lo que no se ha tener jamás. Aquello que, hace una montaña de horas inertes y apiladas, vivimos cual sueño hecho realidad y que en aquel entonces fue, camino y cobijo, albedrío y guarida, bosque y arena, nubes y estrellas, ritmo y quietud, agua y sed, pero… que ya no lo es.

Sin embargo, te ambiciono, te alucino y te quiero, como si todo hubiese sucedido ayer, como si el sueño pudiese repetirse, como si en cualquier instante fuésemos a darnos la mano y ya fusionados de piel, procrear un nuevo principio que borre en una caricia y un suspiro, la pena de esta indestructible distancia.

Y ya unidos, como la vida es la vida, símiles dolencias padecer, igual angustia sufrir y las mismas lágrimas beber, pero juntos. Con nuestras risas, lapidar la rutina, con nuestros cuerpos, reverdecer cada mañana y sintiéndonos cómplices y de paz plenos, medio locos -de amor y de verdad- el mismo habitable arcoíris distinguir, en el de siempre inaccesible horizonte, al final de nuestro robado inmenso mar.

Una porción limitada de mí sabe muy bien que nada de todo aquello volverá, pero existe otra parte eterna -infalible, incansable, llena de excéntrica fe y desquiciadas esperanzas- que te piensa como si fueses sensible, viable, perceptivo, alcanzable, y como… (¡ay… qué elevación la mía!) como si tú también me pensaras… cada amanecer, cada hora, cada anochecer, cada ínfimo instante, de la misma imposible pero extraordinaria manera que te pienso yo, cada amanecer, cada hora, cada anochecer, cada ínfimo instante… en un presente liado al ayer, no por la iracunda y menuda mente, sino por nuestra ilustrada, grandiosa e infinita alma.

Cariño… sé que lo mío para lo trivial es un total dislate, pero debo confesar que, un millón de veces más, prefiero que me apunten diciendo que padezco de necedad, ceguera o delirio incurable, que vivir y morir… sin que, de esta forma etérea a la vez de plena, tú me acompañes de la forma que sea, cada día y cada noche, en mi cósmica existencia!
.
.
.
P-Car


Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, noviembre 08, 2019

Lo imperecedero


Oh… me llegó la hora por fin…
de ornamentar mi lugar en ti.
Antes me imaginaba a tu lado
siempre sostenida de tu mano
y despertando en tus brazos.

Esos episodios sucedieron pero
como el tiempo en las olas
-grandiosas, bellas, rápidas-
…transitorios terminaron!

Y pensar que, por tus ojos y amor,
por tu sonrisa, tu apego y pasión
fue que aprendí a…
soñar y soñar con lo eterno
como una princesa a su príncipe
como una sirena al horizonte
como un lucero al firmamento.

Hoy sé que esos candorosos anhelos
con una cualidad diferente
realidad se hicieron.

Porque sé que aparezco en tu pensamiento
y apareceré mientras puedas tú pensar.

Porque sé que permanezco en tu corazón
y lo estaré mientras sustentes sus latidos.

Porque, sin la maestría de estar adherida,
sé que desciendo por cada bisel de tu silueta
y lo haré, mientras la existencia te de vida.

Y cuando lo palmario en ti desaparezca
y, así como la nívea espuma en la playa,
tu piel y esqueleto se desintegren…
seguiré a la gran migración contigo
en tu amada infinita alma.

No te ofusques por el aquí y el ahora.
No sufras por el cuándo y el por qué.
Serénate ante lo sacro e imperecedero.
Dale hondura y sentido a tus suspiros.
Todo estuvo, está y estará bien cariño!
.
.
.

P-Car





Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, noviembre 01, 2019

Bella... con alma!


Bella soy, del corazón,
pero me esmero…¡sí!
por también parecer así.

Y es que en lo céntrico
todo está tan deslavado,
desengañado, desganado,
que opto por reservarlo.

Lastimado mi interior está:
la ternura, la reflexión,  
la infinito, la progenie,
lo cierto, lo confiable, y lo
más entrañable de mi fuente!

Entonces, me proyecto atrayente
queriendo, desde las multitudes
un virtuoso hombre me observe
quien, con su iris e instinto,
un especial encuentro, un abrazo
más, una caricia, acaso un beso,
me recupere la ilusión y el aliento.

Con adhesión y complicidad
el alma, me sane y purifique
¡me una toda por dentro!

Seguiré tan guapa, lo sé…
pero será a todas las horas
con o sin maquillaje y
sin que importe mi atuendo
por doquier, radiante me veré.

El motivo será tan desigual
que ni el espejo he de precisar.

Recóndita, pura y duradera
será mi renovada belleza:
y es que de esencia y calma,
enorme amor y enorme fe,
de pensamientos a pies
cada alba de nuestro precioso tiempo
…colmada despertaré!
.
.
.

P-Car





Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: Ennio Montariello

viernes, octubre 25, 2019

Sin saber bien por qué


He de partir
y como si nada…
nada ha de cambiar.

Tal vez en ese trance, por un instante
una gota de lluvia caiga hecha lágrima
la luna, enlute su ruana y semblante
de un árbol descienda lenta una hoja
y el océano mueva, su más quieta ola.

Quién sabe, cuando yo me marche
en esos sempiternos breves segundos
entre nubarrones malvas y oscuros
el cielo cruce, un ave con alas de ángel
que parecerá circular sin rumbo.

Acaso poética… imagino y añoro,
al detenerse mi última espiración
y dulce, arraigárseme mi oda toda
sientas tú, al centro de tu corazón
una insólita penetrante opresión…

Entonces… tu sabio instinto vital
en tu ventana te induzca respirar
y notes esa criatura sobrevolándote
un tanto triste, medio desorientada,
sin saber qué hacer ni dónde posarse.

Posiblemente, en ese evento extático,
cuando a sus tiernos ojos la mires 
emerja algo que tanto has guardado  
y, sin saber bien por qué,
te pongas desmedidamente afligido
pensando en mí, en nosotros y en…
¡el seísmo con que nos quisimos!

Sí, he de partir, cada quien a su hora
pero la inercia por nada ha de turbarse
más que -quizás- por unos instantes
los que, cual joya espiritual, he de llevarme
al más allá, en lo eximio de mi ser
sin saber bien… por qué.

Debe ser que muy veloz, para mí,
el breviario, el globo, el calendario…
continuarán como si yo no faltase y
-más muerta la vida que la muerte-
 cariño de mi plectro y alma,
proseguirás ¡penosamente exacto!
.
.
.
P-Car




Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: Erin Graboski

miércoles, octubre 23, 2019

Cierra tus ojos y...


Deseo que vayamos a otro territorio, aire, planeta, para allí comenzar una existencia nueva, sin las malicias ya radicadas en la tierra. Te propongo que en esas nuevas planicies, poéticos miremos las estrellas, las mismas que aquí o allá, recorren libres y luminosas el universo.

En ese espiritual trance, superados de plenitud y paz, imagino a nuestras almas alineadas, y convencidas que es verdad, que Dios existe, que el amor lo es todo, que el corazón contiene la única inteligencia que necesitamos y que el final del cuerpo, será nada más que un gran comienzo, porque la maravillosa eternidad nos aguarda.

¡Sin pensar! -porque el pensamiento temeroso es el mayor inferior hábito que heredamos- ¿quieres iniciar ahora mismo una notable aventura cósmica, con destino a la verdadera alegría? Cierra tus ojos y…  ¡vamos!
.
.
.

P-Car


Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, octubre 18, 2019

Cita


Prosigo aviniéndome con la lentitud del tiempo
muy aquí, tan así, venturosamente desvelada.
Entre extáticos cánticos de ángeles rizados
que en esta velada, mis sentires declaman.

Oíd este ruego celadora mía, remota estrella
desde este agujero aposento, tan puro y mío
donde nunca una sombra pernocta, mi bella.

Del cielo, avistando un lucero, ávida vedme
que para cuando arribe, adentro y sobre mí,
incorpóreo y espiritual, vertebrado y carnal
cierta mi vida está, ingente me ha de amar!

No desaparezcas estrellita querida, no mueras:  
desde ese otro hondo agujero, dadme tu ayuda
que quizás él a su cita, desorientado no acuda.

Mi física silueta terrenal y mi cósmica alma eterna
infinitas te han de amar y esta dulce balada cantar  
si a su hermosísimo sino -mi existencia y destino-
una colindante noche de estas, lo puedes tú guiar.
.
.
.

P-Car


Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, octubre 11, 2019

Algo diferente


Entre nosotros quedaron
diversas dicciones muertas
de conjeturas aún sin nacer.

Pero ¿le cuento algo diferente?
Si antes transitaba la vida en jet
hoy lo hago en un lento carruaje.
Y observo cada detalle del paisaje.

Lo veo a usted de una forma quieta
y mi gran querer, de modo pausado.
Contemplo las crías del tiempo vivido
de una manera espiritualmente detallada
lo que veloz y resplandeciente
¡me atiborra el alma!

Ya no fabrico preguntas, de respuestas que
para amar como lo amo, no sirven de nada.

Pero en este místico presente
prolijamente por mí sosegado…
debo modestamente confesar que
lo que sí quisiera saber de usted, es
si su celeridad… cambió también.

Anhelantes, por una nueva originaria sed
a veces discurro que, más sabios ambos,
en una especial parada a beber, tal vez,
serenos y claros, entrañables y llanos
ciertamente ¡magnífico coincidamos!
.
.
.

P-Car

Amigas y amigos: estaré ausente hasta el 18 de octubre, por lo que en esa fecha podré contestar sus comentarios. Esta publicación la dejé programada para Uds. Gracias por lo mucho que me entregan siempre. Un gran abrazo a todos y cada uno, nos vemos pronto.






Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, octubre 04, 2019

Regalo del cielo


Deseo nunca me olvidaras
cual gran excepción del tiempo
y microscópico consuelo del alma
pero, porque somos humanos más nada
y nos pasan las mismas clásicas cosas
seguro me olvidarás casi por completo
día a día, noche a noche, poco a poco…
hasta poner el punto final, sin remedio.

Aunque yo quisiera… nunca salir de tu pensamiento
y que siempre, temblores ardientes sean el bello efecto,
un triste invierno, mi silueta se disipará entre la niebla
y nuestra historia volará, cual nueva amante del viento.

Ahora bien, como pocas veces pero a veces…
en esta meritoria vida, singular y admirable,
ocurre lo no común y corriente, y entonces…
en tu sábana ya no despierten otras miradas
ni nuevas figuras puedan encender tu llama
y nuestros recuerdos, aprecies mantener intactos
y mis ojos, voz y sonrisa jamás quieras se borren
y permites que mi nombre se abrace tu nombre
para que nada ni nadie lo lleve quizás dónde…

Si ese regalo me concede el cielo, yo espero
que al evocar nuestros hermosos momentos
grabes en tu memoria, cuerpo y espíritu que
como nunca a ningún ser, te quise y te quiero.

Y cuando ocasionalmente tú, fantasees conmigo
sepas que en ese mismo instante y supremo idilio
al unísono yo imagino y sueño, con todo el fervor
que contienen mi piel, mi consciencia y mi corazón
que de verdad y aún más, vuelves a amarme, cariño.
.
.
.
P-Car




Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: Adam Martinakis

martes, octubre 01, 2019

Aún así


Tratando de a usted olvidar como sea
me transformé en el siniestro olvido:
ploma, sedienta, taciturna, lenta.

Y siendo lo que hoy soy, aún así,
es a usted, mi bien, solo a usted
a quien le deben… sentir y latir
mi alma cada vez más desolada
y mi corazón cada vez más gris.
.
.
.
P-Car




Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

jueves, septiembre 26, 2019

Inminente fin


Los mismos espacios que tu frenesí llena
ensanchados de bravío gozo, y dolencias,
existen, dramáticamente vacíos de pena.

Esas zonas que censuraron y protestaron,
que ganaron y amaron, nada más gimen.
Perdieron sentido. Se desvanecen grises.

A cada nuevo preludio de otro instante oscuro
no saben otra labor que llorar lágrimas de lodo
hasta el trance anterior, amor, al trágico ahogo.

Son mi tez, mis caderas, mi cuello, mis labios,
más todos los órganos, hebras, huesos y lagos 
que sobreviven sobre y bajo mi piel, rodeando
mi desahuciado corazón, moribundo y pálido.

Esas zonas que son toda yo, son todo tú, ¡siéntelo!
Sin tu presencia o tu ausencia -volviendo siempre-  
sin tu ardor y propósito, todo desaparece, ¡créelo!
Y si muero, como mi todo eres tú, mueres en mí.

Extrañándote de la forma mortal que te extraño,
extrañamente juntos, extrañamente agonizamos.
Nunca quise verte inanimado. Sí, amor, todo di,
y por ti, de vida, mi felicidad te hubiese saciado.

Mi casi extinto bien, de mi casi remitida alma
en este inminente fin, di que me perdonas, sí
porque sentenciada, en la cruz de tu falta
yéndome de amor lapidada, involuntaria,
peco por extinguir… tu brillo y tu llama.

Con mis vaciadas partes de luz tú llenando
¡ya despegamos amor! más parto llorando…
porque aún teniéndote tan dentro de mí…
muero dos muertes sin irme en tus brazos
y tres, sin de tu nítida voz, oír un te amo.
.
.
.

P-Car






Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

viernes, septiembre 20, 2019

Subterráneos


Ningún humano sabe de nuestro querer
porque nuestro querer es impalpable
ni pretende dejarse saber. Para qué?
Nacimos mi bien -mi vida, mi ser-
en una orbe, formalmente cruel.

Y es que nuestra fe no pende de un papel
no responde a lenguas de gentes o jueces
solo se escucha a sí misma, sus bondades
orando al albor y al ángelus, sus altares.

Nuestra pasión explota bajo los parajes del mundo
esos que ostentan los que dicen amar y nada creen,
nada luchan, nada cultivan, nada dan, nada cuidan.

Somos el hondo pozo que sostiene el aguacero
somos, de los volcanes expectantes, el fuego.
Somos el temblor mudo entre continentes
somos la poesía, aún virgen de audiencia.

A la vez, somos la tierra y el agua mansas
que en espiritual silencio surten de savia
los siempre reservados agros y montañas.
Los robustos rizomas de un renovado mundo
que su eterno tiempo de ser luz
infinitos aguardan.

Y, artísticas de movimiento y color,
pacíficas y puras, colmadas de gozo,
las flores que cortejan coloquiales el aire
son la profusa prueba única
de que aquí estamos, subterráneos sin culpa
¡amándonos como nadie!
.
.
.

P-Car




Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet

lunes, septiembre 16, 2019

Sin querer


Amor, le dije adiós, sin parar a meditar.

Al instante incipiente que sufrí su falta
mi liado corazón supo la única verdad:
que tácita y durante mi existencia toda
cada micro segundo de cada larga hora
como a nadie antes, lo amaría aún más.

Vida, sin querer, modulé un hasta nunca.

A la vez que lunática procedía mi mente
mi cuerpo enfrió piel, ondas y afluentes
y mientras los madrigales gimoteaban
mi erudita y asumida alma, elocuente
un inaplazable hasta siempre! musitaba.
.
.
.

P-Car




Paty Carvajal-Chile
Derechos Reservados
Propiedad Intelectual
Imagen: de Internet